Eber, el nene catamarqueño que volvió a ver gracias a San Lorenzo

En Catamarca Eber Gutiérrez perdió la vista de uno de sus ojos por un accidente pero la solidaridad azulgrana lo ayudó a venir a Buenos Aires para lograr la atención médica y recuperarse.

La emocionante historia de Eber.

La emocionante historia de Eber.

Hace 10 años la Subcomisión del Hincha de San Lorenzo de Almagro apadrina la escuela rural número 298 en El Taco, Catamarca. Este hecho, muchas veces no conocido en el mundo del ciclón por la vorágine del día a día del club, es un esfuerzo significativo: dos veces por año un grupo de cuervos viajan, apoyados por la dirigencia del club, a llevar donaciones a pleno corazón de la República Argentina, allí donde incluso el Estado muchas veces no llega.

Hace poco, a partir de la experiencia de la 298, los cuervos llegaron a la Escuela La Angostura, también en territorio catamarqueño. Allí conocieron a Eber Gutiérrez, un niño que había perdido la visión de uno de sus ojos tras un accidente doméstico. ¿Qué hicieron los cuervos? Movieron cielo y tierra para traerlo a Buenos Aires. Las expectativas de que recupere la visión eran muy pocas, pero San Lorenzo conoce mucho de milagros. Ahora Eber vuelve a Catamarca viendo casi plenamente y con el carnet del club en mano.

Conocé esta emocionante historia en este mano a mano de La Soriano y Mundo Azulgrana con Lorena Alloni, una de las cuervas que hizo posible este verdadero milagro (otro más y van...) que enorgullece a todo el club.

- ¿Cómo comenzó la experiencia de padrinazgo en Catamarca?

- Hace 10 años que la SCH cumple y viaja. Primero se empezó a hacer a pulmón, como siempre, y después por suerte tuvimos la colaboración del club. San Lorenzo es muy grande, demasiado grande. Colaboran todos: los dirigentes, los hinchas, los socios.

Dos veces por año nosotros vamos, juntando las cosas para donar. Ellos nos mandan la lista de necesidades, y nosotros viajamos hasta El Taco, Catamarca, a llevarles las cosas. Al principio los viajes eran en auto, en moto, como se podía. Después por suerte se pudo ir armando mejor. Y ya hace bastante que vamos en micro, dos veces al año. Para marzo, o principios de abril, y para fin de año, los primeros días de diciembre.

- ¿Cómo llegan a conocer la historia de la Escuela La Angostura?

- En la 298 le comentaron a Claudio De Simone que había una escuelita que está, desde Belén, a 5 o 6 horas en 4x4. No se puede llegar de otra manera. ¿Qué hicimos? Fuimos a Belén, ahí quedaron los micros. El gobierno de Catamarca mandó las camionetas, que las consiguieron a través de Carlos, el director de la escuelita rural arriba de la montaña. Y viajamos hasta allá, a 3200 metros de altura. Cuando llegamos por primera vez era solamente una casita. Esa casita era el aula, pero también el oratorio y donde ellos dormían.

Como están muy alto y en la montaña, el director levanta a los chicos y se quedan de lunes a viernes. Y los vuelve a bajar el viernes. Es una escuela de una comunidad diaguita. Ahí conocimos el caso de Eber.

- ¿Qué le pasó a Eber en la vista y como actuó el club?

- El año pasado este nene, que va a esa escuela desde chiquito, tuvo un accidente. Cociendo una zapatilla de lona, se zafó la aguja y se le clavó en el ojo. Perdió casi toda la visión del ojo izquierdo. Y entonces estuvimos hablando con los padres, con el director, para poder traerlo a Buenos Aires a operarlo. Ellos al principio mucho no se animaban, hasta que el nene quiso venir también.

Por suerte este año lo charlamos cuando fuimos en abril. Quedamos en que iba a viajar. El doctor Rubén Iglesias, que es el letrado de la SCH, se movió con todo y tramitamos el Hospital de Clínicas. Viajó él junto a su mamá Juana y su hermanita. El resto de la familia quedó en la montaña con el papá. Viajaron, el Dr Iglesias los tuvo en su casa, lo llevamos al hospital, le hicieron los estudios. Nos dijeron que era muy difícil que recuperara la vista. Había que ponerle un cristal y hacerle unas cuantas cosas.

- ¿Y finalmente que pasó?

- Le hicieron todos los estudios y ellos volvieron a Catamarca. Después volvieron a viajar para Buenos Aires, terminamos de hacer todos los estudios, los ingresos, todo en el Hospital de Clínicas. Vinieron hace apenas diez días, para la operación. Por intermedio de la dirigencia de San Lorenzo conseguimos el hospedaje, porque esta vez eran muchos días. El Dr Iglesias se encargó de todo lo que es la parte de hospital. Lo internaron a Eber. La operación salió muy bien. Se le puso el cristal, la lente, que hubo que comprar. Y recuperó bastante la vista del ojo, casi el 80%.

- Nos imaginamos la felicidad que tienen ustedes como promotores de esta nueva locura cuerva...

- Estamos re contentos. Encima el club nos dio los carnet de socios de los nenes para que se pudieran llevar a Catamarca. Esto es algo súper lindo. Más allá de todo lo que necesitan y donde viven, son de San Lorenzo y nosotros también. Gracias totales a todos los que pudieron hacer esto posible. Y a quienes lo difunden también, obviamente.

- Tanto esfuerzo tiene sus resultados. ¿Qué dejan ustedes cada vez que van para allá? ¿Que rol tiene San Lorenzo en esta obra tan importante?

- Hay mucha gente que no lo sabe, pero cuando viajamos es una semana. A principio y fin de año. Y nosotros también dejamos trabajo, familia, todo para poder llevarles la leche, las mochilas, los guardapolvos. Todas las cosas de electricidad que necesitan. Todo: llevamos un micro absolutamente lleno. Viajamos 5 o 6 personas. Y no te dan ganas de dejarlos de ir a ver nunca

La obra es de la SCH pero colabora mucho el club. Colabora Matías (Lammens). Colabora Roberto (Álvarez). Todos. Con la ropa también todos los conocidos. Esto es de todos, es de San Lorenzo. San Lorenzo somos todos.

- ¿Qué sienten cada vez que viajan?

- Es hermoso. La persona que viaja, llega y se pone a llorar: te esperan con toda la escuelita hecha de San Lorenzo, canciones para nosotros. Rezamos antes de comer. Son los orígenes: la bondad, los valores. Es hermosísimo, indescriptible. San Lorenzo es hermoso. Los que vivimos estas cosas sabemos porque amamos tanto a San Lorenzo.

Entrevista de La Soriano para Mundo Azulgrana

 

Mundo Azulgrana

@mundoazulgrana

Sitio web y programa de radio dedicado al Club Atlético San Lorenzo de Almagro

Comentarios
redes sociales
-