Con el pie derecho

El equipo alternativo de San Lorenzo rindió perfectamente. Le ganó 1-0 a Atlético Mineiro en el Pedro Bidegain con una gran actuación de Gudiño, que fue el autor del gol. La revancha será dentro de 27 días en Brasil.

El equipo celebra el gol de Gudiño. (San Lorenzo)

El equipo celebra el gol de Gudiño. (San Lorenzo)

San Lorenzo comenzó de manera excelente su participación en la Copa Sudamericana. En casa, y con ocho cambios respecto al equipo que fue titular el fin de semana, el Ciclón dio vuelta la página tras la dura derrota sufrida el domingo con Godoy Cruz y le ganó 1-0 al difícil conjunto brasileño Atlético Mineiro.

Desde el minuto uno, los dirigidos por Claudio Biaggio salieron con ansias de obtener un resultado favorable en esta primera instancia de copa. Con muchísima presión, ahogando la salida del rival, tenencia de pelota, un mediocampo equilibrado y explosión por las bandas, el elenco de Boedo llegó al gol a los 39 minutos del primer tiempo. Una gran jugada de Rubén Botta, que mostró un alto nivel, desembocó en un remate de Alexis Castro que complicó al arquero Victor, quien tuvo que recurrir a tapar el tiro con las piernas por un desvío inesperado en Nicolás Blandi, y Gabriel Gudiño llegó por la derecha, sin marca, para poner el 1-0 que se mantuvo hasta el final del partido.

El ex Atlético de Rafaela fue uno de los puntos más altos del Ciclón. Hizo lo que sabe y lo hizo bien. Junto a Paulo Díaz, formó un tándem en la banda derecha que se tornó casi imparable para los brasileños. A base de centros y desbordes, la dupla intentó abastecer a los delanteros (primero Blandi y luego Reniero) para ensanchar el marcador, pero los atancantes no tuvieron una buena noche y se mostraron erráticos de cara al gol.

Otra dupla que funcionó fue la del paraguayo Robert Piris da Motta y Juan Mercier, que contuvieron el ataque galo en la media cancha y fueron la cuota de quilibrio que necesitaba el conjunto del 'Pampa' Biaggio. Aunque, a decir verdad, Mercier había comenzado el juego con el pie equivocado. Ni bien arrancaba el partido, a los 50 segundos, el mediocampista quizo entregar una pelota a Gonzalo Rodríguez sin reparar en que detrás suyo venía Juan Cazares, quien le robó la pelota. Por suerte para el arquero Nicolás Navarro, el remate del delantero colombiano salió muy desviado y no presentó ningún inconveniente, pero San Lorenzo podría haber pagado caro ese error.

El otro dueto que merece mención es el que formaron Rodríguez y Marcos  Senesi. La experiencia y la juventud. Ambos fueron claves en la defensa y estuvieron muy firmes para cortar las pocas jugadas peligrosas que generó el equipo de Belo Horizonte. Senesi se destacó muchísimo por su seguridad, su ya conocida elegancia a la hora de salir jugando y no reventar la pelota, y su convicción para sumarse al ataque en algunas ocasiones puntuales. 

El Ciclón no permitió que se le escapara la victoria, aunque en los últimos minutos resignó la posesión de la pelota y dejó de atacar y presionar. Mantuvo el arco invicto, que en las series de eliminación directa es importantísimo -más de local-, y ahora le tocará viajar a Minas Gerais para el choque de vuelta el próximo 8 de mayo, cinco días antes del último duelo de la Superliga, cuando enfrentará a River Plate.

Pedro Carbone

@carbone_pedro

Periodista y redactor de Mundo Azulgrana // Hijo de Dios ☝️☝ La gloria para Él

Comentarios
redes sociales
-