La localía, una incógnita

San Lorenzo llegó a la Final de la Liga Nacional de Básquetbol y no sólo aguarda rival, sino que tampoco confirmó dónde recibirá al ganador de la Conferencia Norte, que se definirá este sábado entre Olímpico y La Unión.

Cuatro escenarios, aún ninguna confirmación.

Cuatro escenarios, aún ninguna confirmación.

Después de 30 años, San Lorenzo volvió a la elite del básquetbol argentino. Tras perder la categoría en 1985 en un club al borde de la desaparición, ya sin presencia avenida La Plata ni recursos económicos, en 2015 el Ciclón volvió con todo. Ganó el partido inaugural ante el último campeón, se metió en los playoffs, fue campeón de la Conferencia Sur y se clasificó para la Liga de las Américas.

Sin embargo, ante estas certezas, resta saber cuál será el rival en la Final de la Liga Nacional (el sábado en Santiago del Estero definen Olímpico y La Unión de Formosa), y dónde será el escenario que sirva para que el equipo de Julio Lamas haga de local. Ni más ni menos. 

Ante esta situación, hay varias hipótesis. Algunas que maneja la propia dirigencia y otras que parecen más un deseo popular. 

Polideportivo Roberto Pando: Restan detalles para que esté listo. No son menores las cuestiones que faltan, pero la urgencia para concluir algunos aspectos de la obra, probar su funcionamiento con cierto tiempo, generan varios interrogantes. Además, tanto San Lorenzo, como el rival que toque, conocerán el escenario en el primer partido, lo cual hará que la localía para nuestros jugadores sea solo por la gente, y no por referencias o acostumbramiento. Su capacidad es la más reducida de las posibles: 2.300 personas. Pero hay algo que supera todo: es la vuelta a Boedo. Desde la desaparición del club en avenida La Plata, sería la primera vez que San Lorenzo compita en su tierra oficialmente.

Héctor Etchart: El estadio de Ferro estuvo colmado en todos los partidos que San Lorenzo jugó como local en los playoffs, sobre todo en las dos últimas series, ante Gimnasia Indalo y Bahía Basket. Se estima, que en la Final, su capacidad (3.000 espectadores) quedará chica y mucha gente no podrá asistir. La ventaja es que el equipo ya se acostumbró a jugar ahí y mal no le fue: ganó todos los partidos que jugó como local en estos playoffs.

Obras Sanitarias: Tiene una infraestructura un poco más desarrollada que la del Etchart y quinientas localidades más. Es una alternativa que barajó la Asociación de Clubes, entendiendo que el Templo del Rock es un escenario más acorde para la Final. San Lorenzo jugó la primera parte de la temporada como local ahí y la convocatoria también está garantizada.

Luna Park: Se instaló desde los hinchas esta posibilidad. También un sector de la prensa lo sugirió ante la gran convocatoria azulgrana. Sabiedo es que, con organización, la gente del Ciclón podría copar este mítico y porteño estadio. Históricamente, San Lorenzo supo jugar y ganar finales de básquetbol en el Luna. Marketineramente, incluso para la Liga, es positivo, pero difícil que con los tiempos que quedan pueda organizarse.

 

 

Mundo Azulgrana

@mundoazulgrana

Sitio web y programa de radio dedicado al Club Atlético San Lorenzo de Almagro

Comentarios
redes sociales
-