San Lorenzo y su historia grande en el básquet argentino

El sitio Basquet Plus realizó un repaso histórico del protagonismo de San Lorenzo en nuestro básquet, con un especial énfasis en el éxito de 1942 a 1973. Mirá esta interesante nota.

Perroni, Vasino, Stanphord y Herrmann, todos de Boedo.

Perroni, Vasino, Stanphord y Herrmann, todos de Boedo.

Si bien San Lorenzo consiguió este jueves su primer título de Liga Nacional, es un error reducir su historia en nuestro básquet a dicho logro. A tal nivel esto sería una equivocación, que estaríamos dejando de lado a un club con suficientes credenciales para ser considerado un gigante dormido, que por fin parece haber vuelto a los planos que su pasado indican.

El básquet en San Lorenzo comenzó en la década del ´30 y no pasó demasiado tiempo para que empezará a cosechar exitos. El primer año de gloria fue 1942: ganó el Torneo Apertura y el Campeonato Oficial de la Asociación de Buenos Aires, para darle inicio a lo que serían 30 años de logros prácticamente ininterrumpidos.

En esos años, también ganó el Apertura 1943 y repitió el doblete (Apertura y Oficial) en 1946, 1949 y 1950, con el tridente Belli-Capece-Trama a la cabeza, más otras figuras de la talla de Armando Bo y Francisco Sommariva.

Luego de ganar el Apertura en 1951 (ese año enfrenta a los Globe Trotters en el Luna) y 1952 y el Oficial en 1954, comenzaría el período más exitoso en la historia del básquet sanlorenzista. En 1956 se queda con el Campeonato Oficial de manera invicta y también gana su primer Metropolitano. Al año siguiente repite a nivel bonaerense, se lleva el Apertura y realiza la primera de sus giras por el exterior: va a Brasil, gana 8 de 12 partidos y termina empatado con Palmeiras, en la primera posición. La delegación en aquella salida estuvo integrada por Ricardo Lanzillotta (capitán), Herberto Fagnani, Edgar Parizzia, Carlos Vasino, Vicente Lazzara, Erio Cassetai y Carlos Marranzino, con Francisco del Río como DT.

Los éxitos continuaron en un 1958 histórico: llegó su primer título a nivel nacional, ganando el Campeonato Argentino de Clubes en el Luna Park, ante rivales del interior, como Unión. Los santefesinos terminaron segundos y así, San Lorenzo vengó lo que había sido derrota ante ese mismo rival, en la edición del torneo de 1943.

La consagración a nivel nacional le dio un valor todavía más grande: disputar su primera copa oficial en el exterior. Ese año juega en Quito la cuarta edición del Campeonato Sudamericano de Clubes Campeones y consigue el subcampeonato, detrás del Sporting uruguayo. Además de argentinos y uruguayos, en aquel certamen participaron equipos de Ecuador, Brasil, Chile y Colombia. Como si todo esto fuera poco, a nivel local se lleva el Apertura 1958.

Lo único que le faltó a San Lorenzo en 1958 fue ganar el Campeonato de Buenos Aires (terminó tercero), algo que corrigió al año siguiente, logrando el título en 1959. Así se cerraba una década repleta de alegrías, que tendría su continuidad en el ´60 también con logros importantes.

Más allá de ganar el Oficial de Buenos Aires en 1960, aquella década no comenzó de la mejor manera y su rol dominante fue reemplazado por el Boca Juniors de Lalo Dasso. De hecho, ese fue el único título del equipo hasta 1966, donde se queda con el Apertura (de manera invicta). Y desde ahí, no paró, en el nacimiento del equipo que terminaría siendo conocido como La Catedral.

En 1967 se lleva el Metropolitano y el Apertura y un año más tarde repite en el Metropolitano, sumándole además el Campeonato de Buenos Aires. Lo único que quedó pendiente, si es que se le puede llamar así, fue conseguir el triplete, es decir, ganar el Oficial, el Apertura y el Metropolitano el mismo año. ¿Las figuras de aquella era? Massolini, Perales, Perroni, Visciglia y Vasino, por nombrar algunos.

Los ´70 arrancan con el título en el Metro 1970, en la previa de lo que sería un 1971 increíble. Aquel año, no sólo San Lorenzo se consagra campeón invicto del Metropolitano y también se queda con el Campeonato de Buenos Aires, sino que además realiza una gira inolvidable partidos por Europa (inédita para el básquet nacional).

La delegación que realizó la aventura europea, estuvo conformada por los siguientes jugadores: Oscar Visciglia, Gustavo Aguirre, Carlos Perroni, Carlos Garro, Dante Massolini, Norberto Pacheco, Carlos Perales, Abel Rojas, Néstor Delgui y Emilio Dumani (estos últimos dos, refuerzos de Boca). Edgard Parizzia era el entrenador. 

 

Rival
Resultado
Rival
Resultado
Selección de España
44-49
Atletic (Italia)
75-63
OKK Belgrado (Yugoslavia)
75-74
Lazio (Italia)
93-85
Monti Roseto (Italia)
90-69
Gillete (Italia)
73-75
Pariarca (Italia)
89-80
Nápoli (Italia)
63-93
La Torre (Italia)
81-57
Pesaro (Italia)
70-72
Biber (Italia)
94-79
Candy (Italia)
70-74

 

En aquella gira vencieron por ejemplo al campeón de Yugoslavia, le hicieron un gran partido al seleccionado de España y superaron a seis equipos distintos de Italia. Y fue justamente en aquellos días, que nacie el apodo de La Catedral, en base a una declaración de Dumani: "Este es un equipo que siempre da pelea, nunca se apaga... como las luces de una catedral".

En 1974 realiza otra gira, esta vez a Centroamérica y Estados Unidos, aunque ya con otros nombres. Lamentablemente, el proceso de renovación no fue el adecuado para el equipo y la época de gloria empezó a quedar lentamente atrás. El Campeonato de 1973 fue el último título oficial del equipo hasta la Liga 2015/16, aunque hubo otros hitos a destacar.

Probablemente el más importante en esos años, llegó en 1985, formando parte enfrentando a Argentino de Firmat en el Etchart, en el que es recordado de manera testimonial, como el salto inicial de la Liga Nacional, con Leéon Najnudel como el encargado de lanzar el balón al aire. Igualmente, aquel no fue un buen año para el Ciclón: ganaron apenas 8 de 28 partidos y terminando perdiendo la categoría.

De todas maneras, lo peor vino en 1986, cuando la dirigencia decidió abandonar la práctica de la disciplina. En total, el básquet estaría ausente del club por siete años, realizando su regreso en 1993, aunque recién tres temporadas más tarde (1996) volvió a competir en los torneos de Primera de Capital Federal.

Aquellos fueron tiempos complicados y muy alejados al brillo, hasta que la llegada de la nueva conducción dirigencial en 2012 decidió reimpulsar el básquet azulgrana, con Marcelo Tinelli como uno de sus mayores protagonistas. El crecimiento fue progresivo: en el 2013 consigue el derecho a participar en el Torneo Federal, ganando el Pre-Federal. Luego llegó la compra de plaza para disputar el Torneo Nacional de Ascenso y la fusión con 9 de Julio en el 2015, para disputar la Liga Nacional. Lo demás, ya es historia...

 

Mundo Azulgrana

@mundoazulgrana

Sitio web y programa de radio dedicado al Club Atlético San Lorenzo de Almagro

Comentarios
redes sociales
-