Un grito en Brasil en medio de la huelga

El 3 de noviembre de 1948 San Lorenzo enfrentó al Vasco Da Gama en Río de Janeiro, en un viaje relámpago realizado en la víspera de la famosa huelga de jugadores profesionales. El Ciclón logró un gran triunfo por 1 a 0 ante uno de los mejores equipos sudamericanos de aquel tiempo.

En 1948 San Lorenzo venció a Vasco en un amistoso (Museo de San Lorenzo).

En 1948 San Lorenzo venció a Vasco en un amistoso (Museo de San Lorenzo).

El campeonato argentino de fútbol de 1948 se disputó en buena parte de su desarrollo, con una grave tensión entre los jugadores de los clubes (que se rehusaban a aceptar la presión de la AFa en los topes salariales y deseaban más libertad de manejo) y los dirigentes, que querían mantener los viejos contratos exclavos. Así se llegó a la fecha 25 donde los jugadores mostraron su disconformismo al hacer un paro simbólico en pleno juego. Esa tarde del 31 de octubre San Lorenzo perdió con Estudiantes en La Plata por 1 a 0.

Dos días después San Lorenzo partió a Río de Janeiro desde el aeródromo Presidente Rivadavia de Morón, con un plantel reducido del que incluso formaba parte un lesionado René Pontoni, que a pesar de estar enyesado viajó por un pedido especial de Vasco, que quería contar con su presencia.

El Vasco Da Gama era el mejor equipo de Brasil de aquellos años. Campeón vigente del torneo carioca, había prolongado su clase al ganar la primera Copa de Campeones Sudamericanos (celebrada en marzo del 48 en Chile), un festejado halago que nunca había obtenido un equipo brasilero en el exterior y que se considera el antecedente directo de la Copa Libertadores. En su equipo jugaban el famoso guardameta Barboza y delanteros de la clase de Djalma, Friaca, Adhemir y Chico.

Con algunas ausencias San Lorenzo se presentó al campo del Vasco con Blazina; Zubieta y Basso, Resquín, Perucca y Benegas; Farro, Rial, Aballay, Martino y Enrico. Vasco: Barboza; Augusto y Wilson, Eli, Danilo y Jorge; Djalma, Adhemir, Dimas, Ismael y Chico.  El arbitraje fue del británico Barrick

El partido fue un contínuo ida y vuelta cuentan las crónicas pero no lograba abrirse el marcador. A falta de 3m, el “pelado” Seoane que había reemplazado a Farro, batió a Barboza(el arquero del maracanazo del 50) desde corta distancia, ganando San Lorenzo por 1 a 0. En la previa del aquel encuentro, el Consejo directivo de Fútbol determinó no aceptar los pedidos de los futbolistas profesionales y se resolvió jugar las 5 fechas finales del campeonato con juveniles.

Aquella festejada victoria ante el Vasco fue la última que San Lorenzo obtuvo en Brasil de forma amistosa hasta el presente. También fue la última ocasión que Rinaldo Martino vistió los sagrados colores azulgranas, partiendo algún tiempo después para jugar en el Juventus italiano. 

Leandro D´Ambrosio

@LeanDAmbros

Periodista egresado del Círculo de Periodista Deportivos. Es investigador de la historia azulgrana. Ha trabajado en distintos medios radiales, gráficos y webs vinculados a San Lorenzo. Autor del Libro de Oro de San Lorenzo (Editorial Perfil, 2013), un completo repaso por todos los partidos jugados por el Ciclón.

Comentarios
redes sociales
-