Volvió el boxeo a Boedo

El sábado se vivió una jornada pugilística en el Polideportivo Pando que fue una fiesta. La crónica de un día inolvidable en el que volvieron las piñas al barrio del Ciclón.

Así lució el ring en el Polideportivo (@schcasla).

Así lució el ring en el Polideportivo (@schcasla).

Desde temprano que se encontraba sobresaltado, la humedad de noviembre no era la única culpable del sudor que debía limpiar cada minuto en su frente. Es que Don Luis sabia que este sábado 19 iba a ser muy especial. Mandó a planchar su mejor pantalón y camisa no sin antes asegurarse de pasar por la tintorería a buscar su sombrero de ocasión. Ya vestido y perfumado desde la puerta de su casa en la calle Maza apuraba “Vamos Blanquita…que hoy vuelve el Boxeo a Boedo”.

Los muchachos de la Subcomisión de Boxeo del Club Atlético San Lorenzo de Almagro (CASLA) terminaban de armar el ring en las instalaciones del Polideportivo Roberto Pando, que en su mes de vida había albergado ya partidos oficiales de Básquet, Vóley, Futsal y la visita de miles de enamorados de ese suelo histórico. Por la noche, a partir de las 20Hs, se disputarían las finales del campeonato selectivo nacional organizado por la Federación Argentina de Boxeo (FAB), allí deportistas de distintos lugares del país harían historia plasmando el regreso del pugilismo en tierras del antiguo Viejo Gasómetro. El orgullo también lo sentían los muchos miembros de la Subcomisión del Hincha que trabajaban voluntariamente en la organización del evento, en el mismo lugar que supieron rescatar del olvido y levantar con esfuerzo.

A paso lento Don Luis y su esposa caminaban las cuadras que los separaban del “Pando”, un poco por achaques de su edad y otro poco por la extrañeza del paisaje. Busco entre las personas aquel cura español que los hacía jugar de pequeños en el patio del iglesia o alguno de los muchachos de la barra del 33, pero fue en vano. Algo raro definitivamente había, cuando la nostalgia lo abatía, un viento fresco, casi una brisa lo alivia, levanta la cabeza y ve un enorme cartel que dice: “Hicimos dos canchas, vamos a hacer tres”. Fortalecido, siguió paso.

Con un buen número de público, que casi alcanzó las 400 personas, las gradas del Polideportivo Roberto Pando fueron tomando vida y el inicio de los combates ofreció buenas peleas, incluyendo una exhibición preliminar.

En la pelea inicial, correspondiente a Categoría 52Kg, Nicolás Maguruza, de Bragado Boxing Club, le ganó por puntos a Agustín Gauto. Seguidos por el de Avellaneda Diego Silva, de Corina Boxing Club, que en los 56Kg leganó a Pintos por el mismo método. Otro de los triunfadores de ABC fue Agustín Quintana en categoría 60Kg. Dorian Maidana de Comunicaciones Boxing Club,resultó ganador de su categoría triunfando por puntos ante Anthony Pérez.

Más tarde, una de las joyas de Evander Gym, Facundo Gómez, triunfó en TierraSanta por puntos, con el aplauso cerrado de la platea. Pues en su rincón ordenaba técnicamente uno de los artífices del regreso del Box a Boedo.

La noche cerró con los triunfos de Emerson Córdoba, Mauro González, Federico Grandone, Marcelo Chancalay y Juan Rajoy como ganador en su categoría por ser único inscripto.

Entre música, cánticos y aplausos, la tribuna se deleitaba con los combates y aplaudía a los referentes que pisaron el cuadrilátero para entregar las medallas a los ganadores, entre ellos Cesar Cuenca, exCampeón del Mundo, Alejandro Silva, boxeador Profesional,el boxeador “Patón” Basile y Claudio De Simone, Vocal de Comisión Directiva del CASLA. Desde abajo, observando la emoción de los chicos y también visiblemente conformes con la organización, aplaudían el Presidente y Vice de la FAB Sr. Luis Romio y Sr. Héctor Morales,así como el representante de la Asociación Internacional de Boxeo Asociado (AIBA) el Sr. Osvaldo Bisbal.

El clima festivo fue gran protagonista, la noche había sido histórica. Tierra Santa había vuelto a recibir el deporte de los puños en sus entrañas. Mármol y Salcedo es una ubicación conocida para aquellos que sueñan y trabajan por volver.

Quedaban pocas luces prendidas en el estadio, los voluntarios seguían trabajando en el desarme, los puestos de comida bajaban las cortinas y una parejita mayor seguía sentada, en silencio, contemplando todo, con alguna lágrima rodando por sus rostros, quizá pocos a su alrededor sabían que a ese hombre está dedicado el Día del Boxeador en nuestro país. Que los 14 de setiembre se homenajea este deporte en honor a su pelea en el año 1923,contra la estrella mundial Jack Dempsey ante 80 mil personas, a quien logró arrojar fuera del cuadrilátero por casi 20 segundos, a pesar de ser derrotado luego.

Este hombre era Luis Ángel Firpo, el padre del boxeo profesional argentino, hincha fanático de San Lorenzo, padrino y socio vitalicio del club. Un ataque al corazón lo mató hace mas de 56 años, sin embargo él estaba allí, nada ni nadie podía impedírselo, ni tan siquiera la muerte. Como nosotros, él estaba allí. En el corazón de Boedo, viendo Boxeo.

Prensa SCH CASLA

Mundo Azulgrana

@mundoazulgrana

Sitio web y programa de radio dedicado al Club Atlético San Lorenzo de Almagro

Comentarios
redes sociales
-