El inicio de un año mágico

Hace 35 años San Lorenzo debutaba en el campeonato de Primera B venciendo a Gimnasia de La Plata por 2 a 1, en lo que sería el comienzo de una campaña que movilizó a miles de hinchas del Ciclón que llenaron de color todos los estadios llevando su pasión.

El recuerdo del San Lorenzo de los Milagros.

El recuerdo del San Lorenzo de los Milagros.

El descenso de San Lorenzo en el Metropolitano 81 había conmocionado al fútbol argentino. Nunca un “grande” había dejado la división mayor y aquel suceso triste movilizó al hincha azulgrana que herido en el orgullo realizó una manifestación masiva de público donde jugara su equipo. La tristeza dejó paso pronto a la alegría.

El domingo 7 de febrero en cancha de Ferro no cabía un alfiler. San Lorenzo agotó todas sus localidades y sumadas a las vendidas por los visitantes se alcanzaron las 21.841, récord a ese momento para dicha categoría. El equipo dirigido por el “Toto” Lorenzo se presentó con Carlos Suárez; Ricardo Demagistris, Hugo Verdecchia, Eduardo Abrahamian, Héctor Osvaldo López; Armando Quinteros, Oscar Ros, Leonardo Madelón; Héctor Raúl López, Hugo Paulino Sánchez y Eugenio Morel. No estuvieron de entrada ni Rinaldi ni Insúa, dos hombres claves luego en el ascenso.

Del otro lado estaba un equipo con tradición en primera y que no estaba dispuesto a ceder ante la fiesta azulgrana. El partido fue trabado y parecía que no iba a tener emociones, ya que faltaban 6 minutos y el marcador seguía en cero. Morel envió un centro que la “chancha” Rinaldi (recién ingresado) también cabeceó, para que luego Hugo Sánchez la empujara con la misma testa a las mallas, 1 a 0. La alegría duró un suspiro. Un centro al área santa y Suárez salió a destiempo, lo que permitió que el “potro” Domínguez iguale las acciones.

Faltaban sólo instantes para terminar el partido cuando el joven delantero Marasco (que había ingresado por H.R. López) cayó en el área y el juez Héctor Truffa (reconocido luego como un cuervo fanático) compró la falta. El paraguayo Eugenio Morel Bogado desde los 12 pasos dio la alegría del 2 a 1 del debut a esos 25 mil fanas santos que asistieron.

San Lorenzo volvió a jugar otro partido como local en Caballito, pero pronto abandonó ese estadio porque quedaba chico a tanto desborde de público apasionado. La cancha de Vélez se convirtió luego en el lugar de peregrinación de los sábados. También lo fue River, Boca, Independiente..ningún lugar quedó exento de tanta pasión. El día del fútbol se mudó por un año a los sábados.

Leandro D´Ambrosio

@LeanDAmbros

Periodista egresado del Círculo de Periodista Deportivos. Es investigador de la historia azulgrana. Ha trabajado en distintos medios radiales, gráficos y webs vinculados a San Lorenzo. Autor del Libro de Oro de San Lorenzo (Editorial Perfil, 2013), un completo repaso por todos los partidos jugados por el Ciclón.

Comentarios
redes sociales
-