Volvió a ser un Ciclón

San Lorenzo dio la cara en Santiago del Estero y derrotó a Quimsa por 75 a 63. Mostró otra imagen y dejó atrás la derrota del lunes. Calfani fue el goleador con 18 tantos.

El charrúa Calfani sumó 18 unidades en el triunfo azulgrana (La Liga Contenidos).

El charrúa Calfani sumó 18 unidades en el triunfo azulgrana (La Liga Contenidos).

En la previa se le pedía alguna muestra de carácter a San Lorenzo, que había entrado en una medianía de rendimiento, y en la noche del miécoles reapareció el campeón. Con la vuelta de Aguirre de titular y la sorpresa de Safar en el quinteto, se vio un equipo más agresivo e intenso que el de las últimas jornadas, tal es así que en el primer cuarto llegaron cinco triples de cuatro anotadores distintos, con una gestación fluída y varias asistencias. En defensa sufrió mas por méritos de Quimsa que por fallos propios y cerró la primera manga 19-15 arriba.

El segundo parcial fue un bajón exponencial: el Ciclón se estancó y todo lo bueno que había hecho en el comienzo se contrapuso con la actuación de los segundos diez minutos. La suma de ataques previsibles, poco goleo y desatenciones en defensa, llevó a que Quimsa no solo se acerque sino que también pase al frente y se vaya al mediotiempo 37 a 34.

Ya en el tercer cuarto se pudo observar otro San Lorenzo, más relacionado con el verdadero campeón nacional, y no puntualmente por el volumen de juego, si no que se volvió a destacar por ser un equipo intenso en la marca y concentrado en limitar las oportunidades de Quimsa. Más allá que el elenco de Boedo no respaldó su buena defensa con un ataque de calma y concepto (cometió 6 de sus 11 pérdidas), le bastó para recuperar la delantera del marcador y empezar a encaminar el cotejo. Al final de los treinta minutos, el azulgrana pasó al frente 52 a 51.

El último parcial fue un monólogo. San Lorenzo borró a Quimsa del rectángulo de juego, y lo apabulló en los dos costados de la cancha. Entre Mathías Calfani (figura), Marcos Mata y Gabriel Deck se repartió gran parte del goleo de la visita, pero hay que destacar a Selem Safar, quien firmó un parcial de 5-0 para romper el partido. Pese a que Meyinsse y Calfani se fueron por faltas, el Ciclón no sufrió nunca y cerró la faena con un abultado 75 a 63.

Se terminó la gira santiagueña para el mejor equipo de la Conferencia Sur, que llegó a las 30 victorias en 44 partidos disputados. El sábado volverá a ser local en Boedo, cuando reciba desde las 20:50 a Atenas de Córdoba.

La planilla

Las posiciones

Paulo Recari

@Recari_Paulo

Estudiante de periodismo deportivo en el Círculo de Periodistas Deportivos.

Comentarios
redes sociales
-