Caballeros de la angustia

En la recordada temporada de 1983, el Ciclón bajo la conducción de Héctor Veira, apeló a un juego neto de ataque que dio espectáculo sin lograr el campeonato. En esa temporada, con Central se disputaron dos apasionantes y dramáticos partidos.

Rinaldi es abrazado por sus compañeros. Crack del 83.

Rinaldi es abrazado por sus compañeros. Crack del 83.

El 3 de abril de 1983 se enfrentaron San Lorenzo y Central en cancha de Vélez ante un gran gentío de público. San Lorenzo se alistó con Cousillas, Sosa, Biaín, Higuaín y Hrabina; Coudannes, Insua y Luna (Quinteros); Bueno, Rinaldi y Navarro. Luego de un primer tiempo sin goles, el Ciclón con un buen cabezazo de Biaín se colocó arriba en el marcador, aunque poco duró la ventaja porque un penal cometido por Insua fue cambiado a gol por el Toti Iglesias, que en ese momento defendía los colores centralistas.

El partido se moría en empate, pero a falta de dos minutos un tiro a quemarropa de Rinaldi, generó un rebote en el arquero. El uruguayo Eber Bueno (de gran parecido al Ratón Ayala) envió a la red con tiro cruzado. Esa fue la quinta victoria seguida de San Lorenzo, que pese a no perder ningún encuentro luego fue eliminado de forma absurda del torneo. Con iguales emociones y más dramatismo aún, se disputó el partido de la noche del 21 de septiembre.

San Lorenzo fue con: Quiroga; Alul, Biaín, Higuaín y Hrabina; Coudannes, Insua y Husillos; Iglesias, Rinaldi y Navarro. A los 25 minutos, con buen disparo tras pase de Iglesias -ahora jugaba por segunda vez en su carrera en Boedo-, Rinaldi señaló el primero. Pudieron ser más pero no hubo puntería, aunque Scalise no falló y señaló el empate sobre la hora. Iniciado el segundo tiempo, un gran tumulto se generó luego del dudoso penal que el juez Gallina otorgó a San Lorenzo.

Los rosarinos no soportaron la sanción y se fueron expulsados Killer y Sperandío. Ante el clima caldeado, Insua ejecutó la pena pero Ruiz le atajó el tiro anunciado. Varios minutos después, Iglesias, aprovechando un rebote, puso el 2 a 1 santo pero los Canallas, a pesar de tener dos hombres menos, nivelaron el juego. Reinaldi empató a lo 27m y a falta de diez minutos se pusieron 3 a 2 con un penal inventado por el juez que Palma cambió por gol.

Sorprendido ante un partido que de forma insólita se le escapaba, San Lorenzo se volcó a la ofensiva y cuando se jugaba tiempo de descuento encontró el empate con buen cabezazo de Iglesias tras corner de Navarro. Y el corazón de los hinchas de San Lorenzo con la igualdad, finalmente descansó. 

 

Leandro D´Ambrosio

@LeanDAmbros

Periodista egresado del Círculo de Periodista Deportivos. Es investigador de la historia azulgrana. Ha trabajado en distintos medios radiales, gráficos y webs vinculados a San Lorenzo. Autor del Libro de Oro de San Lorenzo (Editorial Perfil, 2013), un completo repaso por todos los partidos jugados por el Ciclón.

Comentarios
redes sociales
-