Impunidad para robar

La vergüenza arbitral a la que fueron testigos los cuervos en su estadio el último domingo es una historia repetida. Otra vez favorecieron a Boca ante el Ciclón y no fue la primera ni será la última.

Otra injusticia para el Ciclón ante Boca.

Otra injusticia para el Ciclón ante Boca.

"Domingo 23 de Junio de 1991, cuando en el José Amalfitani, él pésimo y lamentable arbitraje de Juan Carlos Loustau, nos privaba de un cómodo triunfo ante Boca", señaló alguna vez Adolfo Res.

El historiador continuó reseñando: "Aquella tarde en la que descaradamente le arrebataba la victoria a San Lorenzo tras anularnos dos goles legítimos, uno al “Totó” García y otro a Montenegro declaraba en forma vergonzosa que estaba cerca de las jugadas". 

Así fue. Este cronista, con 24 años en ese momento, aún tiene la imagen de jugadores de Boca Juniors cargando a los hinchas que nos encontrábamos en las tribunas velezanas. Impotencia y dolor ante semejante "afano".

Loustau era uno de los mejores árbitros del torneo y hasta fue premiado con un Mundial, pero en general sus actuaciones dirigiendo a San Lorenzo fueron nefastas.

Al otro día, aparecía en el principal diario deportivo justificando sus gravísimos errores, aduciendo que estaba muy cerca de las jugadas.

Pasaron 27 años y aún no se pudo determinar que vio el juez para no convalidar los dos goles lícitos de San Lorenzo. Es evidente que pasan los años y la impunidad de los poderosos, sigue firme.

Aldo Gaibuz

@pipoalcuervo

Periodista deportivo del instituto de Estudios Superiores y socio del Circulo Periodistas Deportivos. Conductor de Ciclón de Boedo Radio y colaborador de Soy San Lorenzo.

Comentarios
redes sociales
-