"Mi viejo quería que fuera piloto de carreras"

El deseo paterno era tan fuerte que hasta le puso Ayrton... La historia de Piris Da Motta, el 5 del Pampa Biaggio.

A Piris da Motta le tocó el momento de ser titular, y está cumpliendo con creces. (Olé)

A Piris da Motta le tocó el momento de ser titular, y está cumpliendo con creces. (Olé)

Acelera cuando va en busca de una pelota y sube a full las revoluciones cuando se trata de disputar una dividida. Robert Ayrton Piris Da Motta no será el brasileño Senna ni piloto de carreras como quería su papá, pero es un volante que promete y que ya ilusiona a los hinchas de San Lorenzo. “Tengo dos hermanos, uno de 18 y otro de 17, que juegan en Rubio Ñu. Nos hicimos futboleros por mi abuelo materno porque mi papá no sabía ni que la pelota era redonda, je. El es fanático de las carreras y quería que fuéramos pilotos, recién cuando yo arranqué a jugar empezó a mirar fútbol”.

-¿Por eso tu segundo nombre?

-Claro, fue un homenaje porque nací el mismo año en que Senna falleció. Mi viejo siempre quiso que me gustaran las carreras, me compraba autitos, pero yo los pateaba y los rompía todos. Nunca le presté atención al automovilismo, recién a los 11 años supe quién había sido Ayrton Senna. Y mis hermanos igual, somos todos futboleros.

-Y sin embargo saliste un futbolista polifuncional, ¿no?

-Algo así, je. La verdad es que me adapto a jugar como único cinco o en dupla, algún partido acá me pusieron más volcado a la derecha y Chiqui Arce en Olimpia me puso como diez partidos de marcador central. Hasta jugué de arquero...

-¿Cómo?

-Sí, en la escuela, en Ciudad del Este, empecé como arquero y hasta gané una medalla a los nueve años. Después fui delantero. Pasé por todos los puestos, ja.

-Y ahora, que te toca jugar en tu puesto, tenés que reemplazar a un histórico como Mercier. ¿Es especial?

-Es un peso muy grande ocupar su lugar, no es algo sencillo. Pero trato de disfrutar este momento que estoy atravesando...

-¿El tema de que fuera en un clásico con Boca fue algo a favor o en contra?

-La realidad es que me sentí muy bien, desde que supe que iba a jugar estaba tranquilo y con muchas ganas. Mis compañeros me habían dicho que la cancha iba a explotar y la verdad es que el apoyo de la gente se sintió mucho.

-¿Qué conocías de San Lorenzo antes de llegar a la Argentina?

-Bastante porque en Paraguay el fútbol argentino se sigue mucho y también es muy mirado el programa de Tinelli, por lo cual siempre se está hablando de San Lorenzo. Más después de que ganó la Libertadores.

-Hablaste de Paraguay, ¿cómo es nacer en Ciudad del Este y criarse en la Triple Frontera?

-Normal, a mí es un lugar que me gusta. Yo me crié más del lado brasileño porque mis papás son paraguayos pero mis hermanos nacieron en Foz de Iguazú. De Ciudad del Este se hablan muchas cosas que no son, se exagera...

-Ya en Asunción, cuando estabas en Olimpia, te tocó pasarla feo por un tema contractual. ¿Cómo fue eso?

-Estuve parado cinco meses. Fue un error de todos, pero no guardo rencor con nadie. Si bien me preocupaba volver a jugar, me supe mantener mentalmente. Hoy estoy muy agradecido a San Lorenzo porque no sólo me abrió las puertas sino que me aguantó los primeros seis meses cuando estaba pasado de peso y sin ritmo.

-¿Te costó ponerte a punto?

-Principalmente porque todos esos meses me entrené por mi cuenta. Faltando un mes para que terminara el torneo en Paraguay me habilitaron a jugar y salí a la cancha así como estaba, sin pretemporada, a los cinco minutos del primer tiempo ya estaba con la lengua afuera, je. Y cuando vine acá fue lo mismo, además de que tuve que adaptarme al país y al fútbol argentino, que es más dinámico.

-La buena de ese 2016 fue que te citaron para la Copa América Centenario.

-Sí, fue mi primer torneo con la selección mayor. La verdad es que al principio no tomaba dimensión. Me acuerdo que antes de jugar contra Colombia estábamos recorriendo el estadio y yo a full con el celular, entonces se me acercó Justo Villar y me dijo “¿Qué hacés con el teléfono? Disfrutá de esto...”. Y ahí me di cuenta de que lo que estaba viviendo era una locura...

Fuente: Olé - Por Diego Paulich y Gastón López

Mundo Azulgrana

@mundoazulgrana

Sitio web y programa de radio dedicado al Club Atlético San Lorenzo de Almagro

Comentarios
redes sociales
-