Obra terminada para San Lorenzo

San Lorenzo no perdonó en el Templo del Rock: con más entrega que juego le ganó 72 a 62 a Obras Sanitarias y lo dejó en el camino. Ahora irá contra Instituto en semifinales.

Triunfo del equipo, que sin jugar bien se entregó para meter a San Lorenzo en semifinales por tercer año consecutivo (Foto: @CASLABásquet)

Triunfo del equipo, que sin jugar bien se entregó para meter a San Lorenzo en semifinales por tercer año consecutivo (Foto: @CASLABásquet)

Una bandada de cuervos colmó el Templo del Rock para ser testigos del final de una serie emocionante. San Lorenzo, poniendo más corazón que juego, le ganó 72 a 62 a un digno Obras Sanitarias, terminando los cuartos de final con un global de 3 a 1. Esta vez no hubo grandes aportes individuales, pero nuevamente fue Gabriel Deck el más destacado. 

Resumen:

Un buen comienzo de San Lorenzo ilusionó a la gran cantidad de hinchas que llegaron a colmar el Templo del Rock, quienes pudieron observar como a partir de una buena defensa y un excelente primer ingreso de José Vildoza, los de Gonzalo García abrían luz de ocho para cerrar los diez minutos iniciales. Luego, la ofensiva azulgrana se estancó -pérdidas en demasía-, y como a Obras tampoco le sobró nada el partido se hizo ordinario, pero los locales recortaron distancias. 

Al regreso del descanso largo San Lorenzo ganaba por tres, pero el ataque seguía sin hacer doler. Obras empezó a creer que remontar era posible, y de la mano de Tomás Zanzottera pasó al frente. El arbitraje tuvo su cuota de protagonismo, pitando foules menores y cargando de faltas a los interiores del Matador, lo que produjo el regreso de Mathías Calfani al campo luego de la lesión.

En los últimos diez el Ciclón caía por tres puntos, y para dar vuelta la historia necesitaba ajustar en defensa más la aparición del goleo de algún perimetral. Todo esto ocurrió, porque con el reingreso de Justiz Ferrer y la gran colaboración de Nicolás Aguirre anulando a Victor Liz, San Lorenzo comenzó a fluir en ofensiva, principalmente en las manos de Gabriel Deck, quien terminó por ponerse el ataque sobre sus espaldas y llevar al Matador a otra alegría.

El 72 a 62 final marca la paridad de la serie, pero en todos los partidos San Lorenzo fue un poco más que Obras, lo que termina traduciéndose en ese 3 a 1 global. Ahora se vienen las semifinales Instituto, el verdugo del Súper 20. Las cosas comenzarán en Boedo, y el bicampeón sabe que no puede darse el lujo de volver a regalar en casa.

Números:

Gabriel Deck (MVP), 20 puntos - 7 rebotes

Nicolás Aguirre, 16 puntos - 5 asistencias

Paulo Recari

@Recari_Paulo

Estudiante de periodismo deportivo en el Círculo de Periodistas Deportivos.

Comentarios
redes sociales
-