Polémica y ajustada derrota en Córdoba

En un cierre en el que a San Lorenzo lo perjudicaron -tecnología mediante-, el bicampeón cayó 75 a 73 frente a Instituto y deberá jugar un quinto partido en Boedo. Todo se define el viernes.

Aguirre fue la manija de un San Lorenzo combativo que se quedó sin premio (foto: @CASLABásquet)

Aguirre fue la manija de un San Lorenzo combativo que se quedó sin premio (foto: @CASLABásquet)

Luego de la gran victoria en el juego tres, San Lorenzo necesitaba una alegría más para meterse por tercer año consecutivo en las finales de la Liga Nacional. Pese a un gran esfuerzo del equipo -sin Gabriel Deck-, Instituto y el trío arbitral forzaron un quinto partido, que se disputará el día viernes en el Roberto Pando de Boedo.

Resumen:

El arranque del juego se pareció en demasía a aquel duelo en semifinales del Super 20, en el que Instituto salió con todo y abrió rápidas diferencias con San Lorenzo. Los triples le llovían al Ciclón, que no se hallaba en la cancha y caía por diecisiete en los primeros minutos del cuarto. Sin Gabriel Deck por un golpe en su gemelo izquierdo (y Dar Tucker en una pierna), el que tomó la posta fue su coterráneo, Nicolás Aguirre, quien dio la cara por el Matador, y junto a Marcos Mata y Joel Anthony recortaron la brecha para decorar un aceptable primer cuarto.

En el segundo el nivel bajó como así también el goleo de ambos, la segunda unidad de San Lorenzo (Javier Justiz Ferrer no incidió porque se cargó de faltas) lo hizo bien, secó a los cordobeses, y de esta manera se fueron un punto por encima de Instituto al descanso largo.

A la vuelta del mediotiempo, el trámite se emparejó, y aunque hubo momentos de rachas para ambos, los locales cerraron mejor un parcial con alto score para entrar a los últimos diez minutos con ventaja de dos unidades.

El cuarto cuarto fue de película: Instituto se volvió a amigar con el tiro de larga distancia, Dwayne Davis reapareció en la acción, dejando todo resuelto cuando todavía quedaban varios minutos. Selem Safar tenía otros planes, porque con un 3+1 y un triple kilométrico sobre el final de la posesión, devolvió al campeón de América al partido, que tuvo en una bandeja de Marcos Mata la oportunidad de pasar al frente.

Párrafo aparte para los últimos segundos del juego. Con tres puntos de desventaja, "Penka" Aguirre fue a la línea de libres; metió el primero y falló el segundo, pero Matías Sandes forcejeó el rebote y la dejó correr por el fondo para tener la posesión final. Los árbitros la dieron para San Lorenzo, pero tras mirar la repetición un sinfín de veces, dieron vuelta su fallo y la pelota quedó para Instituto. Cuando la televisión se dignó a mostrarla, se apreció que quien la envía fuera es Sam Clancy, el pivot de los cordobeses. Un escándalo además del errores finos para dejar al Ciclón sin Justiz (quinta falta insólita) y con técnicas irrisorias al banco o a Penka Aguirre. Función completa de los de negro para el 75 a 73 final. 

Lo que viene:

San Lorenzo recibirá el viernes en Boedo a "La Gloria", y el que gane ese quinto juego irá a la final de La Liga Nacional contra San Martín de Corrientes a partir del próximo lunes. 

Paulo Recari

@Recari_Paulo

Estudiante de periodismo deportivo en el Círculo de Periodistas Deportivos.

Comentarios
redes sociales
-