Un poco de lo mismo

San Lorenzo perdió con Talleres por uno a cero con gol de Maroni, y cayó en los puestos de la Superliga.

Reniero tuco algunas apariciones interesantes, pero no incidió

Reniero tuco algunas apariciones interesantes, pero no incidió

El estadio Pedro Bidegain sería testigo del primer partido en el año en el que San Lorenzo saltaría a la cancha sin Claudio Biaggio. Quien se iba a hacer cargo del equipo era Diego Monarriz, y la parcialidad azulgrana estaba expectante por ver algo diferente en la cancha luego de un ciclo que cosechó algunos resultados importantes como la clasificación a la Libertadores, pero fue pinchando su costumbre ganadora en este semestre. San Lorenzo recibió a Talleres con espíritu renovador.

El equipo de Monarriz sorprendió en el arranque del partido. Cuando se había planteado el equipo titular, se esperaba que en el medio de la cancha Insaurralde y Mussis conformen el doble cinco, y Fernando Belluschi se posicione de enganche en un esquema de 4-2-3-1. Finalmente, estos tres jugadores se posicionaron solos en la mitad de la cancha para armar un 4-3-3. La causa de esto puede ser al presencia en el estadio de Jorge Almirón, y que el futuro entrenador suele utilizar ese sistema. Si bien San Lorenzo intentó manejar la pelota no logró dominar el partido. Las imprecisiones en el Ciclón reinaron y luego de un mal pase de Mussis, Gonzalo Maroni cortó por el centro y sacó un zapatazo que se colgó en el ángulo de Navarro. Luego la intensidad de Talleres bajó y San Lorenzo se pudo adueñar de la posesión aunque sin efecto ya que le costó mucho profundizar. En el ocaso de la primera parte, Navarro salvó a San Lorenzo del segundo gol y así se retiró al vestuario.

El equipo de Monarriz salió a jugar el complemento con un cambio: El ingreso de Adolfo Gaich en lugar de Franco Mussis. Este cambio obligó a Nicolás Reniero a retroceder su posición para dejar al “Tanque” como referencia de área. El joven cordobés entró con mucho entusiasmo y sin timidez, para conectarse con Reniero y poder lastimar a Talleres. San Lorenzo era más que su rival, quien le cedía la pelota y apostaba su error, pero las imprecisiones aparecieron como en el primer tiempo. Con el empuje de la gente y la frescura de los jugadores jóvenes el Ciclón incomodaba a Talleres pero no podía convertir ni complicar el arco de Herrera más allá de algún disparo de media distancia, mientras que por donde más sufría el equipo de Monarriz era por el sector izquierdo da espaldas de Elías Pereyra . El último cambio en San Lorenzo sacó de la cancha a Merlini para ubicar a Germán Berterame en el extremo izquierdo de la cancha buscando frescura a la hora de profundizar. A San Lorenzo le costó cambiar su juego y tuvo una jugada muy clara de gol en el final del partido cuando Berterame no pudo direccionar la pelota abajo del arco luego de una gran jugada de Gaich, y terminó cayendo por 1 a 0 ante Talleres.

San Lorenzo quedó en el puesto 21 de 26, con riesgo de quedar en la posición 22 al final de la Fecha 11. El equipo deberá enfrentar la fecha que viene a Vélez el domingo a las 20, esperando volver a sumar de a tres en la Superliga para salir de los puestos de abajo.

Facundo Osés

@FacundoOses

Comentarios
redes sociales
-