"El estadio va a mejorar la calidad de vida de todos los vecinos"

Lammens habló de los beneficios que traerá para los vecinos el proyecto que se presentó en la Legislatura y se refirió al deseo de la dirigencia. "Hay que intentar que se vote antes del receso, que va a ser difícil", deslizó.

El presidente explicó que, para que tenga estado parlamentario, deben tomarlo algunos diputados.

El presidente explicó que, para que tenga estado parlamentario, deben tomarlo algunos diputados.

Hay una cuestión que excede a lo futbolístico. Una ilusión que, desde hace décadas, atraviesa a cada hincha de San Lorenzo, y que fue tomando forma a raíz de su memoria y conciencia. Un pensamiento que dejó de ser utópico el recordado 15 de noviembre de 2012, cuando las ideas se transformaron en marchas y la ilusión en ley. Porque la Vuelta a Boedo es más que una cuestión de Estado. Es, para el ambiente cuervo, una razón de ser.

Es identidad. También pertenencia. Es su historia y su raíz. Tierra Santa es su lugar y el Viejo Gasómetro su templo. Y aquella votación, cuyo resultado desató los festejos por la aprobación de la Ley de Restitución Histórica, fue apenas un puntapié para emprender el ansiado regreso. De hecho ayer, en las calles del barrio, las voces se multiplicaron anunciando una certeza que alcanzó a dibujar una sonrisa en cada rostro: la dirigencia presentó el proyecto de Ley de Rezonificación del terreno ubicado en Avenida La Plata al 1700 y los predios linderos.

"Es un paso importantísimo para la Vuelta a Boedo porque plantea, no solamente la posibilidad de volver al estadio, que es algo absolutamente central, sino además una mejora para la calidad de vida de todos los vecinos de los barrios de Parque Chacabuco, Boedo y Bajo Flores", le explicó Matías Lammens a Mundo Azulgrana. Sucede que, como detalló el presidente, la idea invita a quienes residen en zonas aledañas a ser parte de un sueño colectivo: "Somos muy optimistas en que el estadio va a mejorar la calidad de vida de todos los vecinos del barrio y que pone en valor a toda la zona".

A su vez, el directivo, que ayer asistió a la Legislatura junto con Roberto Álvarez, Miguel Mastrosimone, Claudio De Simone y otros asambleistas, remarcó que se trata de un "proyecto integral, que está hecho por un estudio urbanístico muy prestigioso y reconocido, que tiene en su haber trabajos muy importantes en la Argentina y en el mundo". ¿Qué contempla? El nuevo estadio, con un aforo de 42.000 personas que, a su vez, admite otros usos como comercios, jardín de infantes, una escuela primaria y secundaria del club, una delegación del GCBA, un establecimiento policial, una biblioteca y un museo, como comunicó el club a través de un informe oficial.

Por eso, mientras siguen tachando los días hasta llegar al 1 de julio del año próximo, cuando la institución deba saldar la última cuota y así Carrefour quede obligado a entregar la tierras, la dirigencia avanza en otras cuestiones para recuperar los cimientos sobre los que se forjó la historia del club. "Lo que tiene que pasar es que lo tomen algunos diputados para que tenga estado parlamentario. Eso será en los próximos días y hay que intentar que se llegue a votar antes del receso, que va a ser difícil. Si no, se va a tratar el año que viene, porque la Legislatura en diciembre para", aseguró Lammens. 

Ahora, los hinchas de San Lorenzo están a un paso de revivir las experiencias de sus abuelos y el recuerdo de sus padres. De hacer realidad la ilusión que atesoran de chicos y ser los protagonistas de los cuentos que les compartan a sus nietos. Sí, están a un paso de volver a Boedo.

Giuliana Pasquali

@giulipsl

Periodista deportiva con experiencia en Diario Olé, medios de prensa y partidarios.

Comentarios
redes sociales
-