Los hermanos sean unidos

Con el arribo de los hermanos Bruno y Mauro Pittón procedentes de Unión de Santa Fé, recordamos también los numerosos antecedentes de consanguinidad en San Lorenzo, que proliferan desde los inicios del club de Boedo.

Dario y Jonathan Bottinelli, Mauro y Bruno Pitton, Adrian y Damian Martinez, parejas de hermanos que pasaron recientemente por el ciclón.

Dario y Jonathan Bottinelli, Mauro y Bruno Pitton, Adrian y Damian Martinez, parejas de hermanos que pasaron recientemente por el ciclón.

San Lorenzo siempre ha sido un club de hermanos. Desde sus raíces fue frecuente ver actuar parejas de hermanos en el equipo superior. El primer arquero de la historia azulgrana José Coll, tenía también a su hermano Alberto Coll como compañero en la zaga defensiva (entre 1914 y 1920). Federico (el famoso “Carbuña”) y Juan Monti, compartieron la línea media entre 1914 y 1917. También actuaron en la primera pocos partidos los otros dos hermanos Monti: Antonio y Mario. Jacobo Urso (primer jugador del club en jugar en la Selección Argentina, y fallecido trágicamente por un duro golpe luego de un partido) en defensa y Antonio Urso en el ataque, coincidieron entre 1918 y 1921.

En 1918 se dio un caso particular, ya que hubo la cifra record de 4 parejas de hermanos. A los Coll y Urso ya presentes, se sumaron Alberto y Juan Lanterno, y Sebastián y José Elordi. En la década del 20, actuaron brevemente José Gagna y Segundo Gagna, mientras que hicieron historia en las defensas azulgranas, Enrique Monti (de poderoso remate) y Luis Monti (el legendario “doble ancho”), campeones en 1923,24 y 27, que no tenían ningún parentesco con los Monti fundadores. Al finalizar el amateurismo, compartieron fugazmente la zaga defensiva de backs, Oscar Tarrío y Ezequiel Tarrío. También jugaron (sin coincidir en cancha) Alfredo Etechegaray (entre 1915 y 17) y Felix Pedro (entre el 19 y el 26), ambos atacantes.

Iniciado el profesionalismo en 1931, el primer caso que encontramos es el de los brasileros Petronhilo Do Britos (campeón con el club en 1933) y Waldemar Do Britos, que llegaron a coincidir en un partido de 1935, con grave lesión de éste último. Waldemar retornó al Ciclón en 1939. También fueron conocidos en aquellos años los hermanos Alarcón (Ricardo, el más famoso, un insider goleador que actuó entre 1933 y 39; Ramiro que solo jugó un partido en 1936 y el menor Roberto (1943-47) que jugó en la famosa reserva campeona de 1943 e integró el equipo que giró por España y Portugal.

No fue hasta los años 70´ que vuelven a aparecer hermanos actuando en la primera. En el 74 coinciden los hermanos chaqueños Enrique Chazarreta(que había sido figura en el bicampeón 72) y Pedro Chazarreta, obteniendo juntos el campeonato Nacional. El “ratón” Rubén Ayala, veloz y recordado atacante del campeón 72, tuvo también un caso de un hermano que pasó por San Lorenzo (René en 1976), poco recordable. También coincidieron entre finales de los 70 y comienzos de los 80 en primera: Mario Rizzi (con más de 60 goles en el Ciclón entre 1975 y 81) y Sergio, de escasos cotejos; y el mediocampista Osvaldo Rinaldi con el atacante Jorge “chancha” Rinaldi, figura del campeón de la B en el 82.

Más contemporáneos fueron Angel Bernuncio (aquel metedor del equipo “camboyano” de los años 86/88) y Rubén, joven promesa de ataque de los años 90, fallecido tempranamente. Los últimos casos fueron los del defensa Jonathan Botinelli y de Darío “el pollo”(autor de un golazo para el recuerdo ante Boca), juntos en la primera en 2005/06; y el marcador Damián Martínez y el volante Adrián entre 2011 y 2012, con un partido que coincidieron por Copa Argentina ante Barracas Central, con Caruso como dt.

Leandro D´Ambrosio

@LeanDAmbros

Periodista egresado del Círculo de Periodista Deportivos. Es investigador de la historia azulgrana. Ha trabajado en distintos medios radiales, gráficos y webs vinculados a San Lorenzo. Autor del Libro de Oro de San Lorenzo (Editorial Perfil, 2013), un completo repaso por todos los partidos jugados por el Ciclón.

Comentarios
redes sociales
-