Un Caimán de Barranquilla a Boedo

En el día de ayer se conoció la noticia del fallecimiento a los 93 años del reconocido arquero colombiano Efraín Sánchez, que fuera el primer jugador del país cafetero en actuar en Argentina en 1948. Historia de su breve pero destacada labor en el Ciclón.

En diciembre de 1947 se jugó el Sudamericano (actual Copa América) en  Guayaquil, Ecuador. En el Seleccionado colombiano se lució en los partidos ante Uruguay y los locales, el joven portero de 21 años Efraín Sánchez, que por sus aptitudes llamó la atención del público. En una visita al hotel donde se alojaba Argentina conoció al gran René Pontoni, que lo recomendó para venir a jugar a San Lorenzo.

Así fue que en silencio llegó en febrero de 1948 a nuestro país, aunque su ingreso no dejó de ser una sorpresa por tratarse de un pase internacional desde un país por entonces con un fútbol poco desarrollado. Sánchez (pronto apodado el “Caimán”, por el famoso tema Se va el caimán, oriundo de su ciudad Barranquilla) comenzó enseguida a destacarse por ser un golero seguro de manos, de una agilidad estupenda y de impecable colocación.

Su primera aparición el arco azulgrana fue en un amistoso ante Platense en cancha de Ferro, jugado el 14 de marzo donde solo atajó un tiempo. Más tarde fue el arquero en los dos partidos ante Nacional de Uruguay por la vieja Copa Río de la Plata, aunque su debut oficial por la liga se produjo el 25 de abril(segunda fecha) cuando San Lorenzo visitó a Gimnasia en La Plata y se impuso por 5 a 2. El ciclón esa tarde fue Efraín Sánchez; Terra y Basso, Benegas, Perucca y Piñeyro; Imbelloni, Farro, Pontoni, Martino y Silva.

El “Caimán” Sánchez reapareció en la fecha séptima ante la lesión del habitual titular, el “hombre sin nervios” Mierko  Blazina, en partido ante Banfield. A partir de allí actuó por 18 partidos seguidos en arco del Ciclón, mostrando excepcionales condiciones y una conducta ejemplar que hicieron que también lo bautizaran “las tenazas colombianas”. Su figura fue tapa del anuario de la revista El Ciclón de 1948.

Luego de producida sobre el final del 48 la huelga del fútbol profesional argentino y el masivo éxodo de jugadores locales sin el pase a Colombia(que no estaba afiliada por entonces a la FIFA), “Caimán”  partió a su tierra de licencia y cuando retornó en 1949 solo actuó en la primera fecha del campeonato (empate en dos ante Lanús). El entonces entrenador José Cuesta Silva lo marginó y no volvió a ser convocado, retornando a su país para convertirse en una gran figura del fútbol sudamericano y en un reconocido futuro entrenador.

Leandro D´Ambrosio

@LeanDAmbros

Periodista egresado del Círculo de Periodista Deportivos. Es investigador de la historia azulgrana. Ha trabajado en distintos medios radiales, gráficos y webs vinculados a San Lorenzo. Autor del Libro de Oro de San Lorenzo (Editorial Perfil, 2013), un completo repaso por todos los partidos jugados por el Ciclón.

Comentarios
redes sociales
-