Se ganó a lo San Lorenzo

San Lorenzo ganó un partido muy importante y sumó sus primeros tres puntos del año. Jugó cuando tenía que jugar y metió cuando tenía que meter.

Juli Palacios y el toque de la victoria (@SanLorenzo)

Juli Palacios y el toque de la victoria (@SanLorenzo)

Luego de la durísima derrota ante Newell's, San Lorenzo recibía a Vélez luego de que hayan perdido puntos todo el resto de los equipos de la competencia para clasificar a las copas. Monarriz decidió cambiar un nombre importante que modificaba el doble cinco, y por lo tanto toda la estructura de juego del Ciclón. Los titulares fueron Torrico; Peruzzi, Coloccini, Donatti, Pittón; Julián Palacios, Poblete, Ramírez, Ó. Romero; Á. Romero y N. Fernández.

San Lorenzo arrancó el partido disputándole el dominio de la pelota a Vélez que se identifica por su intensidad. En esa lucha, el equipo de Monarriz se pudo imponer y si bien sufrió alguna embestida fue superior en la creación de peligro. Promediando la mitad de la primera parte, entre Ángel Romero y Juan Ramírez crearon una buena jugada por el sector izquierdo que terminó con una pelota cruzada a espaldas de los defensores de Vélez. Fue Juli Palacios quien punteó la pelota para el primer gol de San Lorenzo. Luego del gol llegó lo mejor del Ciclón que también llegó con un remate de Uvita desde afuera del área. La alegría se convirtió en duda porque, con un partido dominado, San Lorenzo sufrió la expulsión de Fabricio Coloccini. El Ciclón fue superior a Vélez, pero le esperaba un segundo tiempo complicado.

Ya en la primera parte había ingresado Gonzalo por Uvita Fernández para acomodar la defensa. Desde el banco de enfrente también decidieron cambiar, y Heinze recurrió al ancho que tenía guardado. El ingreso de Centurión sembró dudas en San Lorenzo que sufría por el sector derecho. Por eso es que Monarriz decidió intentar cerrar el partido con el ingreso de Cachila Arias por Julián Palacios. Con el correr de los minutos el partido comenzó a tener su habitual guardián: con una formación de 5-4-0, Torrico salvaba a San Lorenzo volando de un palo al otro. El último cambio también fue defensivo: el Torito Rodríguez ingresó por Ramírez y a aguantar. Con mucho corazón los jugadores azulgranas dejaron hasta la última gota de sudor para aguantar el resultado, y el Ciclón se retiró victorioso.

Luego de la fiesta que fue el Nuevo Gasómetro, el equipo deberá viajar a Córdoba para enfrentar a Talleres, el próximo sábado a las 21:45. ¡Vamos Ciclón!

Facundo Osés

@FacundoOses

Comentarios
redes sociales
-