Ezequiel Cerutti y un conflicto sin resolver

A casi un año de su vuelta a San Lorenzo, el club desea resolver el inconveniente contractual con Ezequiel Cerutti, quien jugó poco, perdió terreno y quedó apartado del plantel. Al parecer, podría llegar una intimación en las próximas horas.

El ejemplo más claro de que las segundas partes no son buenas se resume en Ezequiel Cerutti. El Pocho, quien se fue como un héroe en aquella definición por penales durante el verano del 2018, regresó un año más tarde y rápidamente pasó al olvido.

Opacado por la llegada de los hermanos Romero y ante un semestre irregular (de todo el equipo), Cerutti pasó rápidamente de ser alternativa de Pizzi, a quedar ligado al selectivo de jugadores prescindibles junto con Navarro y Vergini.

Rápidamente, el defensor arregló su situación, bajo sus pretensiones y volvió al primer equipo, dejando al “Pocho” y a Navarro como los únicos profesionales apartados del plantel.

A su vez, hace algunas semanas, el arquero arregló el monto de su salida y si bien aun no firmó la recisión, en el transcurso de los próximos días rubricaría la salida, interrumpiendo su contrato de manera anticipada.

Sin embargo, con Cerutti se analizaron diferentes opciones: Con un contrato vigente hasta junio del 2022, el Pocho fue sondeado a bajar sus pretensiones para regresar al primer equipo, postura que fue desechada por el jugador. A su vez, también le fue ofrecido a Mariano Soso como alternativa, quien tampoco aceptó su reincorporación.

Por eso, desde hace varias semanas, en Boedo intentaron comenzar a negociar la desvinculación y la renegociación de la deuda, para darle un cierre definitivo a su estadía en el ciclón, aunque la misma quedó estancada por parte del jugador y según trascendió durante el fin de semana, podría llegar a Boedo una intimación por parte del futbolista.

 

Cristian Pagliaro

@CrisPagliaro

Periodista Deportivo

Comentarios
redes sociales
-