A 52 años de Los Matadores, los primeros campeones invictos

En el Metropolitano de 1968, San Lorenzo armó un conjunto perfecto en todas sus líneas, que ganó el torneo de forma invicta, situación que nunca se había producido en un campeón en el profesionalismo. En ninguna ocasión como en ésta, las cuatro incorporaciones realizadas se asentaron tan rápido en el primer equipo.

Para aquel campeonato San Lorenzo entrenado por el brasileño Tim, realizó cuatro contrataciones que habrían de ser trascendentes en el 11 titular. El defensor Rosl de Gimnasia de La Plata, el volante de Unión Victorio Cocco, el delantero de Español José Veglio y un “ignoto” defensor uruguayo de gran calidad, Sergio Villar, que con poca prensa llegó y se convertiria en el jugador con más presencias en el club. 

Aquel campeonato se dividió en dos zonas, ocupando San Lorenzo la sección A. El debut no pudo ser más afortunado, al vencer a Atlanta en Villa Crespo por 5 a 1 (con tres goles de Fischer y dos de Cocco). Al finalizar su participación en la fase preliminar, San Lorenzo ganó 14 partidos y empató 8, con 44 goles a favor y 10 en contra. Fue tal la superioridad azulgrana sobre el segundo en su zona, que San Lorenzo llegó a sacarle doce puntos a Estudiantes de la Plata. A pesar de aquel detalle, el ciclón debió enfrentar las series finales.

Se cuenta que el técnico azulgrana Elba de Padua Lima (TIM) indicaba las posiciones en el campo a sus jugadores con chapitas de gasesosas y lograba un cambio de mentalidad absoluta a sus dirigidos para los segundos tiempos. Este dato es muy evidente si se observa que en sus 24 partidos del metro (incluyendo semifinal y final), San Lorenzo convirtió un total de 33 goles en los segundos tiempos, contra solo 16 de la primera mitad. Salían a la cancha y Mataban.

En semis el CICLON eliminó a River Plate por 3 a 1 en cancha de Racing (Pedro González, Cocco, Veglio los goles), debiendo enfrentarse en el partido decisivo justamente ante Estudiantes, el duro equipo de Zubeldía que venía de ser campeón de América. En el partido jugado en cancha de River, San Lorenzo fue el dominador de las acciones, pero los platenses sorprendieron al señalar su primer gol a los dos minutos del segundo tiempo, aunque Veglio igualó a los 22. Al finalizar empatado el encuentro, debieron jugar 30 minutos de tiempo suplementario, convirtiendo en los primeros diez minutos Fischer el gol de la victoria, con un tanto espectacular.

De tal forma, evitó San Lorenzo la injusticia que hubiera sido perder el título ante un rival al que había superado largamente. Los Matadores (como fueron conocidos) lo conformaban: Buttice; Villar, Calics, Albrecht y Rosl; Rendo, Cocco y Telch, Pedro González, Fischer y Veglio. El goleador del campeón fue Rodolfo “Lobo” Fischer con 13 goles.

 

 

Leandro D´Ambrosio

@LeanDAmbros

Periodista egresado del Círculo de Periodista Deportivos. Es investigador de la historia azulgrana. Ha trabajado en distintos medios radiales, gráficos y webs vinculados a San Lorenzo. Autor del Libro de Oro de San Lorenzo (Editorial Perfil, 2013), un completo repaso por todos los partidos jugados por el Ciclón.

Comentarios
redes sociales
-