Benegas, un crack de galera y bastón

En las últimas horas se conoció la noticia de la desaparición física a los 97 años de Adolfo Jorge Benegas, excepcional defensor de San Lorenzo entre las décadas del 40 y 50. El mendocino (que jugó 115 partidos con la casaca azulgrana) dejó un gran recuerdo por su buena técnica y su calidad para extirparle de forma limpia el balón a los rivales. Un crack que jugó en varios puestos de la defensa.

Adolfo Jorge “Coco” Benegas era un defensor de corta estatura pero de notables condiciones para la marca. Se inició en 1935 con 12 años en la sexta división del Independiente Rivadavia mendocino, club que fue como su segunda casa y con el que ganó el campeonato de la liga mendocina en 1945. Por aquellos tiempos jugaba como zaguero derecho o izquierdo.

Su arribo a San Lorenzo de Almagro se produjo en mayo de 1947, abonando por su transferencia el Ciclón $ 55.000 pesos. Los Santos venían de ser campeones del fútbol argentino y de deslumbrar con su fútbol en el viejo continente. Entre todas esas estrellas Benegas comenzó a ganarse un lugar pronto por sus notables aptitudes. Su debut en la primera fue al comienzo de la segunda rueda del campeonato, cuando San Lorenzo apabulló a Newell’s en su propio estadio, ganándole por 4 a 0. Se jugó el 10 de agosto y Benegas actuó como zaguero derecho, reemplazando a Pepe Vanzini. San Lorenzo fue Blazina; Benegas y Basso, Zubieta, Romero y Colombo; Tablada, Farro, Pontoni, Martino y Silva. Pontoni, Martino, Tablada y Farro los goleadores.

Como en aquel San Lorenzo eran todos “monstruos”, siguió luego alternando en aquella también destacada reserva azulgrana, jugando incluso los jueves en ella y los domingos en la primera. Por un tiempo reemplazó en su puesto de half derecho al Vasco Zubieta que tuvo una larga lesión y en 1948 tomó finalmente el puesto de half izquierdo (en el que más se destacó y reconoció en el Ciclón), al alejarse Colombo. Y no lo largó más, aunque era frecuente que por lesiones de sus compañeros rotara por su sobriedad en todos los puestos. Un verdadero polifuncional.

Finalmente en septiembre de 1949 se alejó para jugar por el Independiente Santa Fé de Colombia, en aquella liga no afiliada por entonces a la FIFA y que recibía a todas las estrellas del fútbol argentino, que emigraban sin el correspondiente pase. Su alejamiento se produjo junto a Pontoni y el “nene” Rial, sufriendo San Lorenzo una dura sangría. En 1951 pasó al Millonario de Bogotá, aquel famoso “Ballet azúl” donde lucían Pedernera, Cozzi, Báez, Pipo Rossi, entre otros, donde prolongó su carrera hasta 1954.

A través de la anmistía lograda por el Pacto de Lima (un acuerdo logrado por la Confederación Sudamericana de fútbol que permitía que Colombia se incorporara al fútbol FIFA y los jugadores volvieran a su club de origen) retornó a Argentina en 1954, recuperando San Lorenzo su ficha.

Adolfo Jorge Benegas volvió a vestir la azulgrana nuevamente de forma oficial el 29 de mayo de 1955, en una victoria del Ciclón por 2 a 1 en La Plata ante Estudiantes. En Colombia el mendocino se había desempeñado con éxito como eje medio (el actual 5) y aquí comenzó en el mismo puesto, pero luego volvió a su habitual lugar de half izquierdo donde sus buenos rendimientos lo llevaron a sener citado para integrar el plantel de la Selección Argentina que ganó de forma brillante el Sudamericano de 1957 en Lima (Perú). Poco tiempo antes había realizado con San Lorenzo una gira por europa, en la cual el Ciclón jugó por única vez en Inglaterra y Francia.

Benegas fue sinónimo de corrección y juego limpio. Su única expulsión en el Ciclón fue en un amistoso ante Nacional en Montevideo en 1956, donde el arbitraje localista de un juez austríaco otorgó tres penales al equipo “bolso” y expulsó a otros tantos jugadores de San Lorenzo. Benegas increpó al árbitro ante lo que consideró un despojo.

Su carrera en San Lorenzo se prolongó hasta finales de la temporada de 1957, en la cual San Lorenzo fue subcampeón de River. Quería mucho a San Lorenzo y siempre recordaba a esa hinchada y a esos colores que lo hicieron tan feliz.

 

 

Leandro D´Ambrosio

@LeanDAmbros

Periodista egresado del Círculo de Periodista Deportivos. Es investigador de la historia azulgrana. Ha trabajado en distintos medios radiales, gráficos y webs vinculados a San Lorenzo. Autor del Libro de Oro de San Lorenzo (Editorial Perfil, 2013), un completo repaso por todos los partidos jugados por el Ciclón.

Comentarios
redes sociales
-