Cuervo seleccionado

El delantero de San Lorenzo, categoría 2004, fue convocado para la Selección Sub 17 de Pablo Aimar. En Mundo Azulgrana, contamos su historia.

En cada rincón de la Argentina, hay sueños por cumplir, como el de Nicolás Mallea. El joven que nació en San Juan, a los 10 años empezó a jugar al fútbol en Alianza (de su ciudad natal) y desde ese momento construyó, al igual que cada deportista, la ilusión de ser profesional.

En 2017, con 13 años, la utopía empezó a tomar color: “vine a Buenos Aires por un señor que tiene contactos en Clubes. Primero tuve una prueba de dos días y ahí me dijeron que tenía que volver en enero durante una semana. Me dijeron que había quedado”, recordó Nicolás. El atacante, que se vive en la pensión del Club agregó: “no lo podía creer, era un sueño que estaba viendo de poder jugar en un club tan grande como San Lorenzo, Fue una sensación hermosa el primer entrenamiento con la indumentaria en el club, nuevos compañeros, nuevos entrenadores”.

Su llegada al Club fue a lo grande. Ese mismo año, junto con la categoría, se consagraron campeones del torneo. Nicolás aportó su cuota de talento y fue importante en la base del equipo: “juego de extremo por derecha, me gusta tirar centros y dar asistencias”, se describió. El juvenil del Ciclón, además, contó que “de chico miraba mucho y admiraba a Ribery. Hoy como ejemplo lo tengo a Sterling”.

 

Aún no debutó en la reserva, pero a corto plazo podría incorporarse al plantel que conduce Diego Monarriz para ser una variante más en la ofensiva, al igual que su compañero Tomás Porra de la misma división: “Estar en San Lorenzo es algo increíble que no se puede explicar, estoy disfrutándolo al máximo porque no siempre se dan estas oportunidades en la vida de jugar en unos de los clubes más grande de la argentina”, destacó.

Desde la coordinación de inferiores de Boedo hablan de un proyecto muy interesante, a pesar de aún tener mucho por que aprender y recorrer. La misma proyección comparte Pablo Aimar, quién lo convocó para los entrenamientos de la Selección Sub 17, que, hasta el momento, solo son encuentros online. Su anhelo, tal vez, empieza a tomar color, ya que expresó: “mi sueño el día de mañana es estar jugando un mundial”.

Comentarios
redes sociales
-