Un golpazo justo a tiempo

La dura derrota de San Lorenzo en el último amisoso ante Lanús por 4-1 exhibió serios desajustes que no pueden suceder por los puntos. Es mejor que pase ahora.

Franco D Santo sigue sin marcar. Foto: Prensa San Lorenzo

Franco D Santo sigue sin marcar. Foto: Prensa San Lorenzo

Toda derrota, y más si es por goleada, despierta preocupación. El 1-4 sufrido en el amistoso entre titulares con Lanús le deja un mal sabor de boca a San Lorenzo justo en la última prueba antes de debutar en la Copa de la Liga Profesional contra Argentinos Juniors de visitante, si es que no se organiza algún otro amistoso el próximo fin de semana (se suspendió el que había con el Bicho por ser el primer rival por los puntos). Para colmo, los suplentes también cayeron. No deja de ser un encuentro de pretemporada, es cierto, aunque se exhibieron algunas fallas importantes que en la competencia oficial no pueden ocurrir si es que se pretende no pasar papelones de local.

El golpazo del viernes llegó a tiempo. Siempre es preferible que estas caídas que duelen y que pueden dejar alguna marca sucedan cuando todavía hay margen para corregir lo que se hizo mal. El Ciclón de Mariano Soso está en construcción y eso es una realidad que hay que tener en cuenta a la hora de sacar conclusiones apresuradas. El rosarino de 39 años recién lleva dos meses de trabajo de campo con sus muchachos y apenas cuatro amistosos (Gimnasia La Plata, River, Talleres y AAAJ). Entre bajas por lesiones (Diego Rodríguez, Jonathan Herrera, Fabricio Coloccini) y la ida de los Romero a Paraguay por Eliminatorias, nunca pudo disponer de la formación ideal. Y varios juveniles sin experiencia alguna en Primera debieron saltar a la cancha para cubrir puestos vacantes.

El San Lorenzo de Soso quiere entregar un estilo ambicioso, cuyo juego de posición necesita de sociedades aceitadas para que el funcionamiento sea el adecuado. Y eso, indefectiblemente, lleva tiempo. En los primeros minutos ante el Granate se pudo ver de modo clara la idea del DT: presión alta, laterales que sean extremos, interiores que pisen el área. Había arrancado con todo el local y pudo sacar ventaja. Sin embargo, se presentaron dos puntos de giro en el desarrollo de ese primer tiempo que hicieron que el equipo quedara desorientado por el resto del trámite.

Uno fue la lesión y salida de Gino Peruzzi. Los laterales son armas fundamentales en el esquema de Soso. Y el 4, que venía siendo de lo más regular en esta pretemporada, estaba jugando un muy buen partido por su sector, con escaladas punzantes y buscando a los delanteros con envíos cruzados. Lo mismo hacía Bruno Pittón del otro lado, aunque el rubio tiende a tirar la diagonal hacia el centro para dar la sorpresa en la medialuna del área.

La salida de Peruzzi desacomodó el ataque y provocó desorganización. A ese desconcierto se le sumó en el medio el empate de pelota parada y otro golpe: el penal fallado por Franco Di santo. Ese palo y afuera del nueve que no la mete se sintió como un cimbronazo. Después de esta seguidilla de sucesos en contra, San Lorenzo no supo cómo levantarse y todo fue para peor.

Fallaron las coberturas, el equipo quedó abierto, las líneas estaban desconectadas entre sí... Soso utilizó al pibe Sabella como único volante de marca, un riesgo grande darle tamaña responsabilidad en el círculo central a un juvenil que no hizo su estreno oficial aún. Pero, ¿qué otra opción tenía con el Torito lesionado? Además, ¿si no prueba ahora, cuándo? Esta vez no salió bien, aunque el cuerpo técnico habrá tomado nota de cara al debut oficial que ya se aproxima.

Para ese día tendrá ya recuperado al cinco y a Herrera en el ataque. También Ángel y Oscar Romero, ya retornados y descansados, seguramente serán parte de la formación. Los paraguayos le dan al Ciclón el salto de jerarquía necesario y da la sensación de que hoy no pueden faltar.

El equipo se irá pariendo en competencia, no hay otra. El peligro latente es que eso puede conllevar a errores que cuesten puntos. Para ello, la tarea de Soso y compañía será la de corregir los serios desajustes que se vieron el viernes. Para que este haya sido un golpe a tiempo y que cuando la verdadera acción arranque San Lorenzo pueda estar a la altura.

Nahuel Lanzillotta

@LanzillottaOk

Periodista. Deportes. Clarín.

Comentarios
redes sociales
-