A Pelé por Boedo no lo conocimos

Se han cumplido hace pocos días 80 años del nacimiento del astro brasileño Pelé, uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol que disputó 39 partidos en Argentina entre 1959 y 73. Todos jugaron contra el Santos de Pelé en aquel tiempo, salvo San Lorenzo en un misterio de difícil respuesta. Un extraño interrogante.

La irrupción del crack brasileño Pelé de 17 años en el fútbol internacional al conquistar con su Selección el Mundial de Suecia en 1958, fue un suceso en la historia del fútbol. El oriundo de Minas Gerais era un atacante de gran habilidad, potencia y mucho gol que se lucía en su club el Santos FC. La primera vez que visitó Argentina fue con motivo del Sudamericano de 1959 (único certamen de este tipo que disputó en su carrera), en el cual la Selección albiceleste se consagró campeona al aventajar por un punto a los brasileños.

Al destacarse a puro talento y goles, todos querían en el mundo jugar contra Pelé y su equipo el Santos, que encadenó entonces numerosas giras por Europa y América para conocer su magia. A partir de 1961 (año en que Santos gana por primera vez la Copa Libertadores, llamada por entonces Copa de los Campeones de América y que comienza la leyenda deportiva de este gran equipo) Pelé y su popular club se presentaron en numerosas ocasiones en Argentina, menos en Boedo donde no lo conocimos.

Al ganar San Lorenzo el campeonato argentino de 1959 le tocó en suerte participar en la primera Copa Libertadores de 1960, trofeo que se subestimó y que luego habría de lamentarse hasta cerrar la herida con la obtención de la preciada copa en 2014. En aquella edición el Ciclón debutó enfrentando al campeón brasilero, el Sporte Club Bahía, campeón de la primera Copa Taca Brasil, lo que es hoy el Brasileirao. El Bahía venció de forma sorpresiva nada menos que al Santos de Pelé en tres partidos, obteniendo el cupo para jugar la nueva copa internacional. De no mediar este detalle San Lorenzo hubiera enfrentado a Pelé en un duelo inédito, que ni siquiera se produjo en amistoso con los años venideros.

Es curioso observar el dato que el Santos de Pelé enfrentó en Argentina en un lapso de doce años a River, Boca, Racing, Independiente, Rosario Central, Newells, Huracán, Vélez, Gimnasia de La Plata, Estudiantes o hasta clubes que por entonces jugaban en ligas del interior como Talleres de Córdoba, Godoy Cruz de Mendoza, Sarmiento de Chaco o con Colón de Santa Fé, por entonces en Primera B. Es llamativo que San Lorenzo y sus dirigentes estuvieran en otra sintonía en aquellos tiempos (con la cabeza puesta en alejarse del estadio de madera de Avenida La Plata, que a algunos por lo bajo avergonzaba, aunque a buena parte del público enorgullecía), perdiéndose de que el crack brasileño (descubierto en un campito nada menos que por el ex jugador azulgrana Waldemar Do Britos, otra estrella del Brasil) pisara Boedo, cuando el propio Santos jugó varias veces en pequeños estadios del interior.

Pelé jugó en el Santos entre 1956 y 1974, antes de partir a jugar en el Cosmos de Nueva York. San Lorenzo sin embargo enfrentó al Santos en un amistoso jugado antes en Boedo, el 28 de marzo de 1954 en un partido que finalizó 3 a 3. En aquel encuentro el arquero Gerónimo fue fracturado y posteriormente el puntero Ernesto Picot fue prestado por San Lorenzo a modo de prueba, para el resto de la gira que el Santos realizó por Argentina en aquel tiempo. Finalmente el Ciclón no vendió al "negrito" Picot al Santos. ¿Puede haber quedado alguna rencilla de este amistoso o de la venta no concretada de Picot, como para que el Santos no volviera a jugar con San Lorenzo? Preguntas sin respuestas. Pelé sin embargo no debutó como jugador hasta dos años después.

Un reconocido periodista y escritor brasilero llamado Armando Nogueira escribió una disparatada, falaz y poco feliz historia poética de una imaginaria visita del Santos a San Lorenzo en Boedo (donde nos ganaban 7 a 1 y San Lorenzo era apodado Los hermanos de Pelé, por una supuesta admiración al Santos), en un libro publicado en 1998 llamado La canción de mis amores. Al menos el arquero “Batman” Buttice hizo justicia real por los cuervos y Pelé no le convirtió ni un solo gol en los 15 partidos que lo enfrentó entre 1971 y 74 en el torneo brasileño. O Rei se quedó con las ganas.

 

Leandro D´Ambrosio

@LeanDAmbros

Periodista egresado del Círculo de Periodista Deportivos. Es investigador de la historia azulgrana. Ha trabajado en distintos medios radiales, gráficos y webs vinculados a San Lorenzo. Autor del Libro de Oro de San Lorenzo (Editorial Perfil, 2013), un completo repaso por todos los partidos jugados por el Ciclón.

Comentarios
redes sociales
-