Rojas, de la titularidad en Peñarol a pelearla en el Ciclón

El defensor de 23 años la rompió en uruguay, pero la tiene que remar en San Lorenzo. La lesión de Pittón le permitirá una chance como titular al pibe que lleva a Maradona en la piel.

Rojas y el tatuaje de Maradona. Foto: @SanLorenzo

Rojas y el tatuaje de Maradona. Foto: @SanLorenzo

Para Gabriel Rojas son días de sensaciones encontradas. A pesar de no haberlo visto jugar por una cuestión generacional, lleva bien adentro la cultura maradoneana a tal punto que tiene un tatuaje de Diego con la Copa del Mundo en su pierna izquierda. Pudo cumplir el sueño de todo argentino de conocerlo en persona y debe estar atravesando días de mucha congoja, como todo admirador del 10 eterno.

Pero, por otro lado, tiene por delante la chance que estaba buscando: la de volver a ser titular en San Lorenzo. La lesión de Bruno Pittón, una distensión grado 1 en el bíceps femoral izquierdo, le entrega la posibilidad, si es que Mariano Soso así lo dispone, de reaparecer en el primer equipo desde el inicio.

Rojas no es titular en el Ciclón desde la época de Jorge Almirón. Su última vez desde el arranque fue contra San Martín de Tucumán, el 6 de abril de 2019, por la Superliga. A mitad de ese año cruzó el Río de la Plata para desembarcar en Peñarol, club en el que rindió con creces.

Fueron 23 encuentros con la camiseta del conjunto uruguayo. Supo asentarse en el lateral izquierdo, vestirse de asistidor en cinco ocasiones y se ganó el cariño de los hinchas, que al momento de retornar a la Argentina le pedían que se quedara. El propio jugador de 23 años tenía intenciones de permanecer en Uruguay. Pero Peñarol no pudo hacer uso de la opción.

Rojas, producto de las inferiores azulgranas que supo ser campeón en Séptima y en Reserva, buscaba seguir en la senda de la titularidad que había conseguido en el país vecino. Y sabía que en San Lorenzo, su puesto estaba muy bien cubierto por Pittón, un inamovible entre los once. Por eso veía con buenos ojos seguir en el Manya o encontrar alguna variante que le asegurara mayor protagonismo.

Pero Soso le habló. El DT rosarino le dijo que lo necesitaba y que lo iba a tener en cuenta. La decisión estuvo en manos del defensor. Para el técnico, tener recambio en una posición clave era indispensable ya que la otra alternativa era apelar a un pibe sin experiencia en Primera como Nicolás Fernández.

Rojas, finalmente, optó por continuar en la institución que lo vio crecer y pelearla desde su lugar. Y por ahora acumuló 23 minutos en total en esta Copa Diego Maradona: entró por Pittón ante Estudiantes y ante Argentinos.

Este lunes, en La Plata, podría tener la oportunidad que estaba esperando, si es que el entrenador no sorprende con Víctor Salazar para cubrir el sector zurdo de la defensa, algo que ya probó en algún amistoso de pretemporada, aunque todo indica que Gabriel Rojas será el elegido.

Nahuel Lanzillotta

@LanzillottaOk

Periodista. Deportes. Clarín.

Comentarios
redes sociales
-