Goleado y humillado, San Lorenzo se despidió del torneo

San Lorenzo cumplió con su último partido pero no con el resultado: en el Florencio Solá, cayó ante Banfield por 4 a 1. El gol azulgrana lo anotó Salazar.

Por el cierre de la Copa Diego Maradona, San Lorenzo visitó a Banfield, siendo uno de los jueces de la definición por el segundo finalista. El Taladro, que dependía de sí mismo, se impuso por 4 a 1 y le dio la tercera derrota en la era Soso. Para el Ciclón, el partido no era por los puntos, sino por un respaldo de proyecto. El cuerpo técnico, pende de un hilo para continuar.

Mariano Soso, que tuvo muchas variantes – por COVID y lesiones – comenzó con Monetti; Salazar, Gattoni, Donatti, Fernánez; Sabella, Ramírez; Peralta Bauer, Palacios M, Romero Á; y Fernández. Y el esquema bien marcado: el doble cinco, con Alexis como primer receptor y Ramírez quién quiebra; Matías flota por el medio, Ángel y Mariano como extremos; y Uvita, con diagonales y corriendo a sus rivales.

Banfield con su estilo y con la posesión en sus pies en 15 minutos llevó al Ciclón a jugar plenamente en su terreno, muy lejos de Mauricio Arboleda. Poco a poco, los de Soso se fueron adelantando, por el mismo sector que ataca el Taladro e igualó las condiciones; aunque el local fue quién intentó más remates.

El Mono, como acostumbró durante todo el certamen, salvó su arco a los 30 minutos: luego de un desborde de Cuero y un centro atrás, quién Fontana remató abajó y exigió a Monetti, que terminó con gesto de dolor en su hombro infiltrado.

El primer tiempo estaba en su etapa final y nada parecía que iba a pasar. Solo Mauricio Cuero, uno de los mejores del conjunto de Sanguinetti, que volvió a desbordar con una especie sombrero ante Fernández, se metió dentro del área y la pinchó con sutileza para que Bordagaray solo tenga que empujarla a la red. Al descanso, 0 – 1 abajo el Ciclón.

Esta vez, de forma tempranera Mariano Soso movió el banco: Sabella por Romero Ó y Hausch por Peralta Bauer. Con la salida de Alexis, el círculo central quedó sin un jugador dominante para el Ciclón, aunque entre Palacios y Ramírez se lo repartirán. Con libertad, y de manera justa, Banfield volcó un cambio de frente en diagonal, que la bajaron de cabeza para una gran pirueta de Fontana y dar u nuevo cachetazo a San Lorenzo. En 60 minutos, 0 – 2.

La jerarquía siempre se deslumbra en los pies de los Romero, quiénes se encontraron como tantas veces. De Óscar para Ángel, y de Ángel, de una manera exquisita, para Salazar, que la picó por encima del arquero y anotó el descuento; y su primer gol en toda su carrera. En una jugada, San Lorenzo volvió a ponerse en partido.

Mariano Soso, que se juega también su puesto, fue con todo: a falta de 15 minutos, armó línea de tres, Ramírez – Palacios en el medio campo, Óscar de enganche, Hausch y Ángel por los extremos, y doble nueve, con el recién ingresado Di Santo y Uvita. Pero solo fue, nunca se equilibró y se quedó sin nada. Payero, la figura, metió un zapatazo de tiro libre y Juan Alvárez con un remate cruzado, marcaron el 4 – 1 definitivo a los 44 y 47 minutos, respectivamente.

Comentarios
redes sociales
-