Conoce a Diego Dabove, el DT del momento que tiene un largo recorrido en el fútbol

El ex Argentinos Juniors es pretendido por San Lorenzo, pero también por otros grandes. Fue arquero, entrenador de arqueros y desde 2018 es técnico. Un personaje que respira fútbol desde chico.

Dabove suena en San Lorenzo.

Dabove suena en San Lorenzo.

Es el entrenador del momento. O al menos el más codiciado por los clubes grandes que buscan alguien que comande a su respectivo equipo. San Lorenzo, Independiente y Racing pujan por él. ¿Quién es Diego Dabove, el DT al que le llegó la hora de dar el salto?

Tiene 47 años y desde hace solamente un par que es director técnico profesional. En 2018 firmó su primer contrato al frente de Godoy Cruz y rápidamente obtuvo resultados buenos: logró el subcampeonato en la liga local. En ese tiempo goleó 5-0 al San Lorenzo de Claudio Biaggio en el Nuevo Gasómetro. Luego pasó a Argentinos Juniors, club que clasificó a la Copa Libertadores. Sin embargo, ya con el plantel despojado de los jugadores que él supo exprimir y habiendo cumplido con el objetivo, optó por dar el portazo más allá de que tenía vínculo vigente.

Y ahora está ante la oportunidad de su vida: su destino estará en un grande. ¿Será el Ciclón el desafío más importante de su carrera? Se aguarda por una reunión en la que podría quedar todo definido, aunque aún hay mucha cautela. ¿Será?

Dabove fue como jugador de profesión: arquero. Se formó en Lanús y luego pasó por varios equipos del Ascenso hasta que una lesión de hombro le hizo tomar la decisión de colgar los guantes a los 27. En ese momento ya era un estudioso y obsesionado por el fútbol. De chico ya reflejó esa pasión: todavía conserva en un cuaderno en la casa de su madre las formaciones anotadas a mano de todos los equipos que integró en las Inferiores del Granate desde Infantiles hasta Cuarta División, son unos 300 partidos.

Miguel Ángel Russo lo llevó como ayudante a Los Andes y esa fue su primera experiencia del otro lado de la línea de cal. Luego, se dedicó a entrenar arqueros. Comenzó en Lanús y pasó por otros 14 equipos con 12 cuerpos técnicos diferentes, entre ellos el de Néstor Gorosito, con quien más estuvo y a quien considera un amigo.

Entre todas las instituciones en las que puso sus pies, hay cuatro grandes: Boca, con Miguel Brindisi; River, con Pipo; Independiente, con Américo Gallego; y Racing, donde fue campeón en 2015 con Diego Cocca. Después de ese título fue a Bahréin para trabajar junto al Checho Batista.

Es un hombre que respira fútbol. Una cuestión que lo describe es que durante la cuarentena en 2020 aprovechó para volver a ver los videos de todos los encuentros que llevaba dirigidos en Primera, con Godoy Cruz y con el Bicho. Fueron más de 80 partidos. También le gusta escuchar a otros entrenadores de mayor experiencia para nutrirse. Por caso, en los días de encierro mantuvo charlas con Gerardo Martino y Ricardo Gareca.

“Cuando estás en un buen momento el ambiente del fútbol te puede elevar a un lugar peligroso”, dijo en una nota con Tiempo Argentino. Por eso, suele anotarse en varios papelitos palabras clave para que al leerlas lo hagan bajar a la realidad: “Anoto frases que te ayudan a mantener los pies sobre la tierra, la humildad”.

En Argentinos utilizó mayormente dos esquemas tácticos: el 4-3-3 o el 4-2-3-1. En ambos casos, siempre con un referente de área, que era Santiago Silva, y futbolistas rápidos por los costados. Y nunca planteó la necesidad de jugar con tres defensores. De perfil preferentemente ofensivo, pero sin quedar desprotegido del fondo, Dabove trata de darles equilibrio a sus equipos.

El hombre nacido en Banfield, Provincia de Buenos Aires, está en sus horas más decisivas en cuanto a resolver su futuro. Puede que pronto le toque ponerse el buzo azulgrana. O no…

Nahuel Lanzillotta

@LanzillottaOk

Periodista. Deportes. Clarín.

Comentarios
redes sociales
-