Los continuos cambios de Dabove: ¿Qué busca el DT?

El técnico de San Lorenzo viene sorprendiendo con la formación del equipo. Mueve varias piezas de un partido a otro y nadie parece tener el puesto asegurado. ¿Cuál es el motivo?

Dabove sigue buscando su 11 ideal. Foto: San Lorenzo

Dabove sigue buscando su 11 ideal. Foto: San Lorenzo

La previa de cada partido se volvió una caja de pandora en San Lorenzo. Diego Dabove sorprende en la antesala de cada encuentro con la formación que elije. Van seis partidos en su ciclo y no logró repetir el equipo aún. “Estamos buscando el 11”, reitera el DT conferencia tras conferencia. Por eso, prueba y no deja de probar con variantes varias. Y al parecer no existen intocables en su consideración. ¿Por qué hace tantos cambios Dabove? ¿Qué es lo que pretende de sus dirigidos?

Luego de la goleada sufrida con Central Córdoba y antes de recibir a Huracán, el técnico pateó el tablero con siete modificaciones. Lo curioso fue que salieron futbolistas que parecían ser dueños de sus puestos, como Bruno Pittón en el lateral izquierdo, Federico Gattoni en la zaga central y Fernando Monetti en el arco.

Está claro que existen cuestiones que responden a la interna del vestuario, que sigue existiendo entre los hermanos Romero y los referentes. Sin embargo, el entrenador no se basa únicamente en lo extrafutbolístico para mover sus piezas, obviamente. Claro que le da mucha importancia a la formación de un grupo humano, pero también hace muchísimo hincapié al compromiso de cada jugador con el equipo cuando le toca entrar.

Dabove avisó apenas llegó a Boedo que pretende un San Lorenzo comprometido, con intensidad y que no negocie el carácter. Justamente esto es lo que no viene mostrando el Ciclón en los últimos encuentros. Sí, en cambio se vio un semblante diferente desde ese punto en Chile, cuando el equipo se mostró más combativo y se trajo un empate con diez.

“El que no se entregue por el equipo, sale, se llame como se llame”, se escucha en el círculo íntimo del cuerpo técnico a modo de leimotiv. Y esa es la línea que se baja puertas adentro. El DT exige una concentración total y máximo esfuerzo a la hora de la presión y recuperación. Lo mismo en el ataque. Y notó en varios casos que no estaban dando todo.

Entonces, Dabove decidió empezar a mover el avispero. La idea es, claro, encontrar a un once titular o al menos una gran base para no tener que ir cambiando tanto de un partido a otro. Pero para llegar a eso primero hay un camino. San Lorenzo es un equipo en construcción en el que se van probando piezas. La que mejor encaje quedará.

En esa búsqueda, también algunos cambios sirven para tocarle el ego a aquellos que pensaban que no tenían competencia en su posición para ver si existe una reacción a modo de respuesta. Por citar algunos ejemplos, tiempo atrás parecía impensando que Pittón, Monetti o Ángel Romero perderían sus lugares. Desde el cuerpo técnico entienden que pueden dar mucho más y que hoy ven mejor a Gabriel Rojas, José Devecchi y a Lucas Melano o Uvita Fernández, por caso.

Claro que ven, por otro lado, futbolistas que captaron rápidamente la necesidad. El caso icónico es el de Franco Di Santo, quien viene levantado el nivel con goles pero también con sacrificio a la hora de correr y presionar rivales.

La intención es que todos capten el mensaje y comprendan que deben dar un plus. Dabove entiende que el recorrido recién empieza, aunque sabe que la urgencia de resultados existe. Por eso sigue probando y cambia hasta llegar al nivel de compromiso y juego que quiere para su San Lorenzo.

Nahuel Lanzillotta

@LanzillottaOk

Periodista. Deportes. Clarín.

Comentarios
redes sociales
-