聲gel Santo y clasificaci鏮

Los goles de Di Santo y 聲gel Romero, clasificaron a San Lorenzo a la pr闛ima instancia de Libertadores, tras eliminar a la U de Chile con un resultado global de 3 a 1.

Por todo o por nada. Era blanco o negro. San Lorenzo se jugaba el semestre, en el partido de vuelta ante la U de Chile por Copa Libertadores. El Ciclón sabía que debía clasificarse, para asegurarse un torneo internacional. Por lo futbolístico y lo que representa económicamente. Del otro lado, viajaron con múltiples casos de COVID-19 y un plantel totalmente diferente al de la ida, dónde igualaron 1 a 1.

El mensaje fue claro por Dabove. Un 4-4-2, con Ángel Romero con titular y los demás cambios, por obligación: Devecchi; Herrera, Gattoni (por Braghieri expulsado), Donatti, Rojas; Palacios, Rodriguez (por Gordillo lesionado), Elías, Ramírez; Ángel y Di Santo. Y de ahí, a buscarlo del comienzo. Sacó el conjunto azulgrana y pase largo de Donatti, que terminó en córner. Del mismo, anticipo en el primer palo el Flaco y Gattoni estrelló la pelota contra el travesaño, en apenas 40 segundos.

Y una fórmula que ya funcionó, volvió a aparecer. El factor sorpresa y diagonal del Yacaré, que picó al vacío tras un gran pase pinchado de Ángel, que apresurado y tapado por el arquero, se perdió el primero. Pero el arco no tardó en abrirse. Tres minutos después, con la mente en ir a buscar la apertura del encuentro, desde un córner anticipó con fe Franco Di Santo, que la mandó al fondo de la red en la noche fresca del Bidegain. 13 minutos y 1 a 0.

 Lejos del arco de José se paró el Ciclón. Con sus líneas juntas, con mucha participación de Rojas y, sobre todo, Herrera por las bandas. Un doble cinco, que se refuerza con Palacios y Ramírez que se cierran. Ángel que se vistió de Óscar y flota en el frente de ataque, habilitando a sus compañeros. Di Santo, empujado de convicción y fe, buscó hasta la última. De mayor a menor, o tal vez acomodado al resultado, terminó el primer tiempo.

Impuesto por el rival, el local se metió atrás. Y lejos de poner conectar contraataques. Luego de una serie de 10 minutos, sin poder salir del asfixió, un error de los chilenos dejó a Ángel de cara al área, que enganchó y habilitó mano a mano a Di Santo, quién remató de primera y anunció que San Lorenzo seguía siendo peligroso.

Y en su consecuencia, ante una defensa nueva y joven, Ramírez se avivó del pique de Romero, a sus espaldas, que con total frialdad, abrió su pie derecho y colocó la pelota, dando el 2 a 0 en 58’. El 3-1 global, deja al azulgrana cómodo.

La diferencia golpeó a la U. San Lorenzo se adueñó del tiempo y las formas, con oportunidades de ampliar la ventaja. La ida y vuelta se transformó intrascendente sobre el final, sin búsquedas más que se consuma el tiempo. En la ventana de la fase de grupo, se tendrá que enfrentar al Santos. Será el 7 en el Nuevo Gasómetro y el 14, en Brasil. 

Comentarios
redes sociales
-