Adiós a una gloria: Enrique Chazarreta

El chaqueño falleció a los 73 años. Fue tricampeón con San Lorenzo al ganar el bicampeonato del 72 y el Nacional 74. Un pedazo de la historia grande azulgrana.

Chazarreta fue tricampeón en San Lorenzo.

Chazarreta fue tricampeón en San Lorenzo.

Enrique Salvador Chazarreta dijo adiós a sus 73 años. Todo San Lorenzo está de luto ante la partida de una de sus glorias. El chaqueño supo ser tricampeón vestido de azul y rojo y aunque alguna vez confesó que de chico era hincha de River, su exitoso paso por Boedo le cambió la vida y desde ese entonces tuvo al club siempre en su corazón.

En el año 1968 toda la provincia de Chaco se vio sorprendida por los 5 millones de pesos que San Lorenzo de Almagro pagaba por un volante que jugaba por aquel entonces en el club Sarmiento de aquella provincia. Chazarreta había dado sus primeros pasos como jugador en el Club Atlético Marcelino Ugarte y luego pasó a Sarmiento.

En el 69 fue a préstamo a Argentinos Juniors (37 partidos disputados y 2 goles convertidos), pero volvió en 1970 al Ciclón para escribir páginas doradas. Fue titular en el equipo bicampeón de 1972 y en el que obtuvo el Torneo Nacional de 1974, este último al lado de su hermano Pedro. En total, vistió la camiseta azulgrana en 196 oportunidades convirtiendo 31 goles.

En esos años gloriosos también pudo jugar con la camiseta de la Selección Nacional. Sumó 12 intervenciones con la albiceleste entre 1973 y 1974 e integró el plantel que viajó al Mundial de Alemania 1974, participando de un partido.

Su carrera continuó en el exterior, más precisamente en el fútbol de Francia. Jugó para el Avignon Foot 84 y luego en el Olympique Alès. En 1980 volvió a la Argentina y tuvo pasos en el Ascenso por Gimnasia de La Plata y finalmente Deportivo Morón.

Los años alejados de la pelota no fueron tan coloridos como aquellos momentos inolvidables de pantaloncitos cortos. Olvidado por el ambiente del juego más popular del mundo debió rebuscárselas para poder ganar algo de dinero. Por eso se puso a manejar un taxi. Sin embargo, un inconveniente de salud en sus piernas lo obligó a bajarse del auto. De esos días de chofer, se quedó con el reconocimiento que algunos pasajeros fanáticos y con la edad suficiente como para recordarlo le hacían cuando se daban cuenta de quién estaba al volante.

El chaqueño Chazarreta estará siempre en la memoria grande de los sanlorencistas por su inteligencia y jerarquía para jugar y por su humildad para vivir. Una gloria con todas las letras.

Nahuel Lanzillotta

@LanzillottaOk

Periodista. Deportes. Clarín.

Comentarios
redes sociales
-