Rosane contó cuál es su particular virtud técnica

El volante de 20 años nacido en Río Cuarto está sumando partidos como titular en San Lorenzo y contó por qué se siente más cómodo como único volante central.

Siro Rosane le pega con ambas piernas. Foto: San Lorenzo

Siro Rosane le pega con ambas piernas. Foto: San Lorenzo

Siro Rosane comenzó a tener mayor rodaje como titular en el San Lorenzo de Dabove en los últimos partidos. Jugó desde el inicio ante Rosario Central por la Copa Sudamericana, ante Godoy Cruz por la competencia local y este jueves lo hará nuevamente contra 12 de octubre en el plano internacional. La lesión de Diego Rodríguez (esguince de tobillo) le abrió la puerta puesto que Yeison Gordillo todavía suma ritmo después de un parate prolongado.

Y el pibe de Río Cuarto no defrauda. Con rendimientos sólidos demuestra que está a la altura del mediocampo azulgrana. Tiene un estilo de volante más de juego que de marca ruda, pero es dueño de una virtud técnica que le da ventaja a la hora de manejar la pelota.

“A mí me gusta jugar solo en el medio y bancármela yo. Prefiero tener todo el espacio y no tener a alguien que me divida el campo porque me gusta agarrar la pelota. Además, puedo manejar los dos perfiles y puedo ir para los dos lados”, contó en una entrevista al diario Clarín.

Al ser consultado sobre cómo aprendió a pegarle tanto de derecha como de zurda, el volante de 20 años explicó que se lo debe a su abuelo Carlos, quien lo crió tras el fallecimiento de su madre en 2013: “Cuando era chico, mi abuelo me veía que siempre la dominaba con la derecha y un día me dijo ‘¿Y la otra para qué la tenés?’. A partir de ahí empecé a meter zurda, zurda y zurda. Y me quedó. Ahora no solamente la tengo para caminar. Soy ambidiestro, le pego con las dos piernas por igual. Eso me permite salir del mismo modo tanto para la derecha como para la izquierda. No pierdo tantos segundos para perfilarme”.

Rosané, en realidad, se formó como enganche en Estudiantes de Río Cuarto y fue Hugo Tocalli quien lo llevó al Ciclón y le vio condiciones para que pueda adaptarse al puesto de 5. El juvenil que ya suma 10 presentaciones en Primera (4 como titular), recordó cómo fue ese proceso de cambio.

“Apenas llegué, Tocalli le dijo al DT de la Sexta que me veía de cinco y ahí quedé. Nunca más jugué de enganche. En Quinta tuve a un entrenador que me enseñó mucho, Juan Branda. Si bien en ese momento jugaba más de interior por izquierda y no de tapón, aprendí a perfilarme para marcar, a ocupar los espacios. Un día a la semana hacíamos ese tipo de entrenamientos”, relató.

¿A qué cracks mira para imitar movimientos? “Mi ídolo siempre fue Ronaldinho. Jugar como él era mi sueño, pero solamente él podía hacerlo así, ja. Yo quería hacer todas las cosas que hacía Ronaldinho. Después, cuando me pusieron de cinco miraba a Sergio Busquets. Me gusta Luka Modric, Toni Kroos… Ahora me estoy fijando mucho en Thiago Alcántara. Lo que más me gusta es la técnica. Yo no sabía marcar y lo aprendí acá en San Lorenzo. Me costaba un montón y lo fui adquiriendo. El fútbol argentino es de batalla y se necesita mucha técnica”, contestó Rosane, que además dijo que su sueño más inmediato es clasificar a cuartos de la Copa de la Liga Profesional y obtener su primer título vestido de azulgrana.

“Ahora viene lo más difícil que es ganarse la titularidad y mantenerme. Quiero darle muchas alegrías al hincha de San Lorenzo”, expresó Siro, un producto de la cantera cuerva con una historia de vida particular que se va convirtiendo en una realidad en el primer equipo.

Mundo Azulgrana

@mundoazulgrana

Sitio web y programa de radio dedicado al Club Atlético San Lorenzo de Almagro

Comentarios
redes sociales
-