San Lorenzo quedó eliminado y no cambió nada

El Ciclón cayó 2-1 ante Rosario Central y, en lo que de antemano parecía ser un grupo accesible, el equipo quedó sin posibilidades de clasificar a falta de dos fechas para el final.

La última bala para seguir con vida en la Copa Sudamericana se tenía que disparar esta noche y el panorama se presentaba como poco alentador, especialmente luego de la victoria de Huachipato ante 12 de Octubre, la cual sirvió para que los chilenos sigan alejándose en el primer puesto del Grupo A.

Leandro Romagnoli colocó desde el comienzo a los mejores jugadores que tenía a disposición, pero los planteos previos quedaron en la nada desde el pitazo inicial, ya que el dominio en los primeros minutos fue por parte del equipo visitante.

Con llegadas desde ambos costados y aprovechando los errores defensivos, la Academia se perdió varias ocasiones de gol. Es por ello, que siguiendo al pie de la letra el refrán que dice "aquellos goles que no conviertes, te serán convertidos", San Lorenzo supo sacarle jugo a una de las pocas oportunidades y desde un centro por izquierda Gastón Ávila marcó en contra el 1-0.

Lejos de mostrar un buen nivel, la llegada del descanso terminó salvando a un equipo que se mostraba perdido dentro de la cancha. Central tuvo numerosas chances de empatar el juego, pero entre el palo, Sebastián Torrico y Franco Di Santo colaboraron para mantener la valla en cero hasta la segunda mitad.

Con un poco más de actitud, Boedo salió a atacar en el complemento, pero las malas noticias no tardarían en llegar. En menos de quince minutos, Di Santo se vio obligado a salir lesionado del campo tras esforzarse en un ataque y luego el Canalla encontraría la igualdad con un centro rasante que Federico Gattoni terminó embocando en el propio arco.

Tras el empate, las esperanzas se esfumaron rápidamente y los fallos comenzaron a ser reiterativos. Jalil Elías, que había ingresado en lugar de Juan Ramírez, dio un infantil despeje hacia el medio para cederle la posesión al avance rival y Emiliano Vecchio no perdonó. Desde casi el punto penal, pateó bien abierto al palo derecho y dio vuelta el resultado 1-2.

El brasileño Bruno Arleu bajó el telón del encuentro y terminó de consumar una nueva eliminación de CASLA en una copa. La salida de Diego Dabove no cambió absolutamente nada y nuevamente se vio una actuación pobre.

A partir de ahora, solo quedarán dos partidos más para completar obligatoriamente el calendario y luego llegará la pretemporada, donde los cambios son urgentes. Primero se deberá definiri la necesidad de un mánager, para luego elegir a un nuevo entrenador que tendrá que agarrar este fierro caliente, así como también se necesitará de una renovación profunda en muchos otros ámbitos.

Marcos Bishop

@marcossbishop

Comentarios
redes sociales
-