Oscar Tarrío y José Pérez, los primeros cuervos en Francia

Oscar Tarrío fue uno de los más populares zagueros que tuvo San Lorenzo en su historia. En el Ciclón actuó en tres ciclos diferentes (1927-30), (1935-38) y (1941). En 1938 partió a Francia junto al atacante José Pérez, arribado a San Lorenzo desde Platense en el 37.

El recuerdo de Oscar Tarrío y su paso por Francia.

El recuerdo de Oscar Tarrío y su paso por Francia.

La carrera de Tarrío fue vertiginosa y aventurera. Se había iniciado en Dock Sud en 1926, llegando incluso a actuar en primera. Al año siguiente arribó a la Intermedia de San Lorenzo, debutando prontamente en primera y jugado dos partidos en el Ciclón campeón del 27. Siendo muy joven fue titular en la Selección Argentina que ganó el Sudamericano de 1929 (también fue titular en la que ganó el certamen de 1937). Ante el advenimiento del fútbol profesional, estalló el conflicto de varios jugadores con los dirigentes azulgranas, estando él en ese grupo de hombres.

Partió luego con Gimnasia de La Plata en su extensa gira europea de tres meses a inicios del 31. Después tuvo un paso por el club Ferrocarriles del Estado y más tarde en Newells Old Boys de la Liga Rosarina, donde fue figura. Desde allí retornó a San Lorenzo en 1935, coronándose campeón de la Copa de Honor del 36 con los cuervos, siendo un baluarte de su defensa. En 1938 comienza empieza su aventura europea. Y Francia su primer destino. Pero no partó solo, sino también con José Pérez, atacante que el Ciclón contrató en el 37 a Platense junto a Beristain. 

Tarrío en primer lugar actuó en el Red Star de París, durante la temporada 38/39, equipo que se hallaba en segunda divisón. El debut de Tarrío fue en un amistoso contra el Racing de Estrasburgo, donde se lo vio con decisión y seguridad. En Francia era conocido con el doble apellido Tarrío Larmeu, porque era sobrino del que fuera jugador de San Lorenzo en los años veinte. José Pérez por su parte pasó al Racing de París, donde actuó por dos temporadas y fue campeón de Copa en 38/39.

El destacado defensor pasó a Portugal a la temporada siguiente, para actuar en el Belenenses. Allí llegó acompañado por Alejandro Scopelli y Francisco Tellechea, otros dos cracks argentinos. Su equipo se clasificó tercero en la liga portuguesa y fue finalista de la copa de su país. Tanto Tarrío como Pérez volvieron en el 40 a Argentina, ante el advenimiento de la segunda guerra mundial.

Oscar Tarrío en el Belenenses jugaba con el sistema de marcación WM, popularizado por el Arsenal inglés. Al retornar en el 40 San Lorenzo lo contrató a mitad de temporada como entrenador, adoptando el famoso sistema de marcación, una novedad por entonces en nuestro territorio. El Ciclón ganó varios partidos con dicho planteo, que le permitieron mejorar en puntos la errática campaña de dicho año. Sin embargo a comienzos del 41 a Tarrío le tentó la idea de volver a jugar, pero su fatídica labor en la primera jornada (con derrota 1 a 5 con Newells) lo hizo alejarse del club, pasando luego a Atlanta. Por su parte José Pérez años después llegó a entrenar fugazmente a San Lorenzo en 1953, siendo luego un exitoso técnico en el fútbol chileno.

Leandro D´Ambrosio

@LeanDAmbros

Periodista egresado del Círculo de Periodista Deportivos. Es investigador de la historia azulgrana. Ha trabajado en distintos medios radiales, gráficos y webs vinculados a San Lorenzo. Autor del Libro de Oro de San Lorenzo (Editorial Perfil, 2013), un completo repaso por todos los partidos jugados por el Ciclón.

Comentarios
redes sociales
-