Las madres de plaza de mayo y de Boedo

Una de las primeras apariciones públicas de las Madres de Plaza de Mayo fue en 1977 en el estadio de San Lorenzo de Av. La Plata.

L a historia es a veces esclarecedora con respecto a los hechos que suceden en el presente. San Lorenzo fue víctima del brazo de la última dictadura militar con la quita de su estadio y aún hoy sigue jugando fuera de Boedo. Pero esto definitivamente no es casual, y algunos sucesos nos ayudan a entender por qué la saña del gobierno militar con San Lorenzo.

“Supongo que habrá tenido algo que ver que el club San Lorenzo le abriese las puertas a las madres de desaparecidos para reclamar”, comenta Osvaldo Bayer en el libro “Boedo la otra obsesión” de Pablo Artecona. El hecho ocurrió el lunes 20 de junio de 1977, mientras el primer equipo azulgrana descansaba para retomar el campeonato Metropolitano.

“El hecho se detalla de dos líneas de un libro de Azucena Villaflor”, comenta el historiador más importante que tiene el club, Afolfo Res. Azucena fue una de las fundadoras de Madres de Plaza de Mayo y fue desaparecida a fines de 1977. En su biografía escrita por Enrique Arrosagaray, se detalla que el Gasómetro fue abierto a Las Madres para realizar una de sus primeras intervenciones públicas. Azucena y sus compañeras subieron unas gradas de la platea y mostraron una bandera que gritaba: “Aparición con vida de nuestros hijos”.

En 1971 el gobierno de facto de Agustín Lanusse ya había amenazado al Gasómetro con la construcción de una autopista por el espacio ocupado por el estadio, pero posiblemente aquella visita de las Madres de Plaza de Mayo al estadio de San Lorenzo haya terminado con las excusas que buscaba la Junta Militar que llegó en 1976 para echar al Ciclón de su casa.

La relación de San Lorenzo con Madres y Abuelas de Plaza de Mayo continuó extendida en el tiempo. En 2013 el club realizó un homenaje con una placa conmemorativa en el marco del Día Internacional del Derecho a la identidad y en 2014 Adolfo Res las recibió en Tierra Santa para recordar el último partido allí. También, al cumplirse 40 años del último golpe militar San Lorenzo recibió en el césped del Bidegain a Estela de Carlotto junto con algunas compañeras y Matías Lammens le entregó una camiseta, en la previa de un partido ante River. Esa camiseta está exhibida en la Casa de la Identidad.

El resto de la historia es conocida. El 2 de diciembre de 1979 San Lorenzo disputó su último partido en su estadio y fue cero a cero ante Boca Juniors. Presiones, extorsiones y lobby terminaron con el Gasómetro y la posterior construcción del hipermercado. Desde allí, salvando las obvias distancias, el reclamo azulgrana comparte las bases con uno de las banderas de Abuelas: identidad.

Facundo Osés

@FacundoOses

Comentarios
redes sociales
-