"Soso nos pidió una cancha rápida"

Julio Duarte trabaja hace 27 años en San Lorenzo lo que lo convierte en el único canchero que trabajó el verde césped del siempre elogiado Nuevo Gasómetro. A su vez, contó algunas anécdotas con los entrenadores de turno y avisó: “Soso nos pidió una cancha rápida, con el pasto corto y regado antes de las prácticas y los partidos oficiales".

Julio Duarte, la eminencia que mantiene impecable el campo de juego del Nuevo Gasómetro. (Foto Cortesía de @CarCappa)

Julio Duarte, la eminencia que mantiene impecable el campo de juego del Nuevo Gasómetro. (Foto Cortesía de @CarCappa)

Siempre elogiado aunque desde las sombras, Julio Duarte se convirtió en uno de los tipos más enaltecidos del club y porque no en la envidia de muchos equipos de la primera división, ante el inmaculado estado del verde césped del Nuevo Gasómetro.

No importa si llueve, o hace calor. Tampoco si el clima es seco o si la humedad le juega una mala pasada ya que sus campos siempre estarán a la perfección. Por eso, en diálogo con Mundo Azulgrana Radio (www.laradioenlinea.com.ar) Julio Duarte (Canchero del club) confesó: “No sé si hay secreto. Nosotros durante la pandemia trabajamos mucho para que esté listo en el momento que el equipo lo necesite“.

  

Si bien no reveló el secreto para su destacada conservación, afirmó: “San Lorenzo fue uno de los primeros equipos en usar arena en el césped. El centro del campo está más alto que en los costados. Eso ayuda mucho para el drenaje y evita los charcos en los días de lluvia. Lo que sí, cada tanto debemos subir el nivel ya que donde se hizo el estadio, anteriormente eran terrenos de relleno, por lo que el agua corre más rápido”.

De Perfil bajo y seguramente más horas de cancha que cualquier metódico entrenador, Julito afirmó que antes de comenzar la competencia, el Pedro Bidegain y sus canchas auxiliares están en optimas condiciones: “La cancha por suerte está en buenas condiciones actualmente. Hoy la primera división hizo los primeros trabajos ahí" Nosotros hablamos con los dirigentes y empezamos a trabajar pensando en que pronto va a arrancar el fútbol. Antes de que se parara todo, Mariano Soso nos pidió una cancha rápida, con el pasto corto y regado antes de las prácticas y los partidos oficiales".

Siendo uno de los hombres más destacados de la Ciudad Deportiva, confesó sentirse a gusto en el club ya que lleva el mismo tiempo como empleado, que de vida del Nuevo Gasómetro: “Yo estoy acá hace 27 años. Entré cuando se estaba haciendo el estadio. Recuerdo que había que arrancar de cero, solo estaba la platea norte y se estaba construyendo la popular local".

Y con la vuelta a Tierra Santa más cerca que nunca junto a la ilusión respecto a la construcción del nuevo Estadio, afirmó: “Soy el único canchero que tuvo el Nuevo Gasómetro y me encantaría ser el del estadio de Av. La Plata. Será difícil por la edad pero ojalá pueda trabajar en el club cuando se vuelva a Boedo”.

Entre otras cosas, reiteró que si bien sigue siendo el terreno de juego más amplio del país, las dimensiones actuales del campo del Nuevo Gasómetro son de “105x70. El Turco Asad lo hizo achicar, porque antes era 110x70 y quedó así. Por ahora, ningún entrenador pidió volver a la normalidad y hasta que no me pidan que vuelva a agrandarla, no se hará".

Finalmente, reveló que tuvo buena relación con la mayoría de los entrenadores que comandaron los destinos futbolísticos del club como “Jorge Almirón, aunque había otros más exigentes. Diego “El Cholo” Simeone era muy estricto con el campo de juego y estaba en muchos detalles. Otro que la complicaba mucho era el Bambino (Veira), porque los días previos a los partidos siempre entrenaba en una de las mitades del estadio y me dejaba el área toda marcada y con posos que debíamos rellenar”.

 

Cristian Pagliaro

@CrisPagliaro

Periodista Deportivo

Comentarios
redes sociales
-