El gol, un bien que escasea en San Lorenzo

El equipo de Claudio Biaggio juega mal y genera poco; a diferencia del semestre anterior, esas escasas llegadas no están siendo convertidas y al Ciclón le cuesta hacer doler.

Ruben Botta, autor de dos goles en 2018, no estará por lesión. Otro dato negativo.

Ruben Botta, autor de dos goles en 2018, no estará por lesión. Otro dato negativo.

La historia se repite semana a semana, el hincha va perdiendo la paciencia y la tabla nos está haciendo ver lo mismo que en el campeonato pasado: comienzos que ilusionan -desde lo numérico- y regresos del verano que nos devuelven a la realidad de un golpe. San Lorenzo comenzó a solo unos puntos de Boca en enero, pero una racha de partidos complicados dejaron en claro que este equipo propone poco y no puede estar a la altura de las circunstancias.

Nicolás Blandi no la mete desde noviembre del 2017, día en el cual San Lorenzo anotó por última vez más de un gol. Se dice fácil, pero es alarmante. Sin su socio Ezequiel Cerutti (vendido cuando estaba en el avión por viajar a Córdoba para enfrentar a Talleres) el delantero nacido en Campana está perdido, y esa situación puede ser solucionada -o emparchada- con la compañía del interesante Nicolás Reniero.

No hay fútbol, no se genera casi nada y ya se ha probado todo. El sábado volverá Leandro Romagnoli, porque una lesión sacó a Fernando Belluschi, quien parece haberse olvidado de jugar, y aún más todavía de cómo llegar al área rival; ¿Será Nahuel Barrios quien junto a Romagnoli le den de comer a los goleadores azulgranas? Los hinchas de San Lorenzo depositan sus últimas fichas en esa sociedad.

Los datos dicen que el Ciclón es el segundo equipo (entre los que entran a Copa Libertadores y Sudamericana) con menos goles a favor -21-, y que además de ser de los animadores que menos genera, concentra sus goles en dos delanteros, de los cuales uno ya no juega más en el club. Para colmo de males, Valentín Viola, que vino a suplantar a Cerutti, solo disputó un puñado de minutos y volvió a lesionarse.

Tanto los hinchas, como los jugadores y hasta el mismísimo "Pampa" Biaggio esperan que esto cambie pronto, y el sábado desde las 17:45, San Lorenzo tiene una inmejorable oportunidad contra el débil Olimpo de redimirse para volver a nacer.

Paulo Recari

@Recari_Paulo

Estudiante de periodismo deportivo en el Círculo de Periodistas Deportivos.

Comentarios
redes sociales
-