San Lorenzo y el refuerzo fantasma

Te invitamos a navegar por esta historia de película pochoclera, con Valentín Viola como protagonista estrella. Drama, suspenso y un toquecito de comedia, como todo buen film.

Viola con la azulgrana, en su única presentación.

Viola con la azulgrana, en su única presentación.

Bien podría ser el título de una película de aventura, interpretada por Harrison Ford, o algo más tirando a accción, con Liam Neeson. Pero no. Esta historia transcurre en San Lorenzo de Almagro, al alcance de todos los que quieran verla.

En esta ocasión, nuestro protagonista será Valentín Viola, quien se lleva la estelar en una compleja saga de drama, suspenso y un poco de comedia. Reconocido el personaje principal, desarrollemos el guión para la próxima película más taquillera en Argentina.

La trama comienza a principios del año 2018. Un equipo de fútbol, armado para pelear el campeonato, sufre una baja importantísima entre sus líneas. Ezequiel Cerutti, a quien apodan el 'Pocho', decide viajar en busca de nuevos horizontes. San Lorenzo, la institución futbolera, rápidamente comienza a buscar un reemplazante para la dolorosa ida de una de sus figuras.

Aquí es cuando entrá en acción nuestro personaje. "Valentín Viola", se empieza a escuchar en los pasillos del estadio Pedro Bidegain. Y se confirma. Viola, que apenas había disputado 27 partidos en un año con su equipo de procedencia, Independiente de Medellín, aparecía en el radar de San Lorenzo para ocupar un puesto de suma importancia para Claudio Biaggio, el entrenador.

Debido al plan de austeridad económica en el mercado de pases que decidió llevar a cabo San Lorenzo, Viola parecía una buena opción, ya que se sumaba en condición de libre y no representaría un desembolso de dinero para el club. Sin embargo, la estrategia de acoplar a Viola al plantel no resultó positiva.

El delantero de 26 años llegó a los 'Santos de Boedo' luego de tres meses sin jugar, firmó por un año y medio  -hasta junio de 2019-  y se esperaba que pudiera sumar sus primeros minutos de juego pronto y así acompañar a Nicolás Blandi en el ataque.

Pero la presentación futbolística del 'trotamundos'  -jugó en seis equipos-  se hizo esperar. Fue contra Gimnasia y Esgrima de La Plata que Viola jugó por primera vez en San Lorenzo, luego de una mes desde su arriba al club.

En aquel encuentro, el nacido en Moreno jugó 39 minutos, luego de reemplazar a Tomás Conechny. Aunque no se destacó, la nueva incorporación parecía que estaba, por lo menos, para ser suplente y luchar por un puesto en el once titular.

La porción de comicidad en nuestra película se da con este dato, el delantero tiene más lesiones que partidos jugados. Algo que si bien puede ser cómico, es realmente preocupante y fastidioso. En la previa del clásico con Huracán, el futbolista iba a ir al banco, pero un desgarro en el precalentamiento lo dejó afuera. Luego, cuando ya se había recuperado, otra lesión volvió a irrumpir en un partido importante. En la previa del encuentro por Copa Sudamericana con Atlético Mineiro, sufrió un esguince colateral medial de rodilla.

La realidad es que Viola llegó en enero de 2018 para ser refuerzo, pero en todo el semestre  -17 partidos jugados entres Superliga y Copa Sudamericana-  solo jugó 39 minutos. La historia no termina acá, le faltan algunas hojas, porque al contrato le queda un año. Pero está claro que a los hinchas eso no le genera ninguna expectativa. Valentín Viola, el refuerzo fantasma.

Mundo Azulgrana

@mundoazulgrana

Sitio web y programa de radio dedicado al Club Atlético San Lorenzo de Almagro

Comentarios
redes sociales
-