Agónica y dolorosa derrota

San Lorenzo no jugó bien y perdió en la última pelota contra Peñarol en Mar del Plata. El 85 a 83 final alarga la serie de octavos de final, y el cuarto partido será el domingo.

Tucker alternó buenas y malas. Sus 27 puntos no bastaron para cerrar la serie. Sigue el domingo (Foto: @CASLABásquet)

Tucker alternó buenas y malas. Sus 27 puntos no bastaron para cerrar la serie. Sigue el domingo (Foto: @CASLABásquet)

San Lorenzo tenía que ganar en el Polideportivo Islas Malvinas para sacar pasaje a cuartos de final, pero no jugó su mejor básquet y cayó sobre la chicharra final ante un aguerrido Peñarol. Con este 85 a 83 que obtuvieron los marplatenses, la serie deberá seguir esperando por un ganador. En consecuencia, el cuarto juego será el domingo, también en La Feliz.

Síntesis:

El equipo de Boedo comenzó con un ataque fluído, ejecutando con eficiencia desde 6,75 metros, y parecía que nuevamente iba a ganar facilmente. Pese a tener dos dígitos de ventaja en el primer cuarto, San Lorenzo no se mantuvo enfocado, entró en el juego sucio del Milrayitas, bajó la atención defensiva (Javier Justiz Ferrer se cargó de faltas) y Peñarol se puso a tiro antes del mediotiempo, acortando la brecha a solo cuatro puntos.

Ya en la segunda mitad, los foráneos del local se encendieron, en especial Pettigrew, quien a base de triples y segundas jugadas lastimó al Ciclón. Los de Gonzalo García no recuperaron esa frescura en los ataques -abusaron del uno contra uno de Tucker-, y la buena defensa de Peñarol sobre Gabriel Deck, anuló -por momentos- al mejor jugador de América.

En el último cuarto San Lorenzo tenía que remontar una desventaja de cuatro puntos, algo que logró cuando pasó a ganar por seis (Clave Joel Anthony, el mejor de CASLA). Luego, un conjunto de malas decisiones (Tucker acumuló cuatro pérdidas en el parcial) despertó a Peñarol, quien recuperó el liderazgo. Cuando parecía que el local se quedaba con el triunfo, Deck metió un triple lejano para empatarlo, pero después de los dos libres fallados por Leiva, Pettigrew agarró el rebote ofensivo y en el mismo movimiento anotó el doble decisivo.

El 85 a 83 final refleja la paridad que hubo entre ambos equipos, pero San Lorenzo puede dar mucho más, en particular algunas individualidades que acostumbran a tener buenos partidos y en la noche del viernes rindieron por debajo de sus posibilidades. 

Lo que viene:

Peñarol volverá a ser local este domingo, cuando se juegue el partido cuatro de la serie de octavos de final. Una victoria del Ciclón lo meterá en cuartos, mientras que otro triunfo de los marplatenses, obligará a mudar la serie a Boedo para buscar un vencedor.

Números:

Joel Anthony, 13 puntos - 12 rebotes

Gabriel Deck, 17 puntos - 6 rebotes

Dar Tucker, 22 puntos - 7 rebotes

Paulo Recari

@Recari_Paulo

Estudiante de periodismo deportivo en el Círculo de Periodistas Deportivos.

Comentarios
más leídas del día
redes sociales
-