El adiós a Adelio Márquez

La familia del atletismo de San Lorenzo de Almagro perdió el 18 de marzo, a una de sus mayores glorias: Adelio Márquez. Uno de los íconos del atletismo sudamericano de la década del 40.

Adelio Márquez, una figura señera del atletismo azulgrana y argentino (Foto: El Gráfico)

Adelio Márquez, una figura señera del atletismo azulgrana y argentino (Foto: El Gráfico)

Nacido el 23 de marzo de 1924, Adelio Márquez marcó toda una época entre los velocistas  argentinos, por su nivel de marcas (entre 1943 y 1947) y por los recordados duelos con Gerardo Bonnhoff, luego finalista olímpico.

Adelio Márquez integraba la más poderosa formación atlética de aquellos tiempos, que dirigía el profesor Francisco "Pancho" Mura en San Lorenzo de Almagro y que dominaba los Campeonatos Interclubes.De hecho fue San Lorenzo de Almagro el equipo que se consagró Campeón Nacional absoluto entre 1936 y 1961, con formidables atletas femeninos y masculinos. Cosechando 25 años de gloria.

Apenas comenzó a incursionar en el atletismo, con diecisiete años, Márquez ya corría sobre 11.2 los 100 metros. Y en 1943 tuvo su primera gran temporada. Durante el Sudamericano de Santiago de Chile, se consagró Campeón de 100 y de ambos relevos, además de Subcampeón en 200. El 6 de noviembre conseguía 10.4 -el mejor registro de su carrera, que igualaría una decena de veces- y el 27 del mismo mes se consagró campeón nacional con 10.2 marca que empataba el récord mundial de Jesse Owens, pero que no pudo homologarse por el viento a favor. Y cerró el año con 21.3 en 200 metros, el 19 de diciembre, estableciendo un nuevo récord argentino. Esa marca lo catapultaba al segundo puesto del ránking mundial, a una décima del jamaiquino Leroy Brown.

Márquez mantuvo ese standard durante 1944 (10.4 y 21.3), y también en el 45. Y el 1° de diciembre de 1945, en la pista de GEBA, produjo la "histórica" carrera de los 100 metros llanos para el atletismo argentino, en la final de los Nacionales. Allí se impuso Gerardo  Bonnhoff con un nuevo tope de 10.3 -el mismo que duraría más de medio siglo- y Márquez  terminó con una décima más, completando el podio Carlos Isaack con 10.6.
 
A lo largo de su campaña, Márquez fue tres veces Campeón Argentino del hectómetro (1943, 1944 y 1946), dos veces en 200 (1943 y 1944) y siete veces -entre 1942 y 1950- con la posta porta. Su contribución para la Selección Argentina fue igualmente valiosa. Debutó en Santiago (1943) con la performace citada. En 1945, en Montevideo, subió al podio de ambas pruebas de velocidad, que dominaba el brasileño José Bento de Assis: tercero en 100, segundo en 200, y subcampeón con ambos relevos. Y sumó un nuevo título en Rio (1947) con la posta corta.

De allí en adelante su participación fue más espaciada. No obstante, llegó a clasificar para los Panamericanos inaugurales de 1951, en Buenos Aires, donde contribuyó a la medalla de bronce de la posta corta con Mariano Acosta, Fernando Lapuente y Bonnhoff (en la individual de 100 y 200, quedó en series).

Consiguió vistiendo la camiseta azulgrana, innumerables Campeonatos Metropolitanos y  Nacionales y fue junto a Delfo Cabrera y otras glorias, uno de los mayores exponentes del atletismo del Club.

En 1990, recibió el Premio "Barón Pierre de Coubertin", distinción otorgada a personas o entidades que a través de una probada trayectoria hubieran contribuido al desarrollo y difusión del atletismo nacional.

A pocos días de cumplir 86 años, Adelio Márquez dejó un grato recuerdo por su calidad humana, sus méritos deportivos y su entrañable cariño a San Lorenzo de Almagro.

Mundo Azulgrana

@mundoazulgrana

Sitio web y programa de radio dedicado al Club Atlético San Lorenzo de Almagro

redes sociales
-