Hace una década Torrico salvaba el récord de San Lorenzo

Diez años atrás, el Boca de Ibarra, Cata Díaz, Morel, Gago, Palacio y Palermo iba por la marca de partidos ganados del San Lorenzo del chileno Pellegrini. Ante 50 mil personas, el arquero de Godoy Cruz, Sebastián Torrico, enmudeció a la Bombonera.

Torrico en Godoy Cruz ayudó a que San Lorenzo conserve su récord.

Torrico en Godoy Cruz ayudó a que San Lorenzo conserve su récord.

Sebastián Torrico es, quizás, el arquero más importante de la historia de San Lorenzo de Almagro. Llegó al club a mediados del Final 2013 para tomar el lugar de Pablo Migliore, cuando el ex Boca y Racing cayó preso. En principio había llegado por dos meses y para ser suplente de Matías Ibañez, que nunca pudo afirmarse en el arco azulgrana. Eso le permitió al mendocino ganarse la titularidad en el equipo de Juan Antonio Pizzi durante las últimas fechas del torneo en el que se consagró campeón el Newells de Gerardo Martino. Más allá de que la idea de Pizzi era que el arquero titular sea Cristián Alvarez, que había llegado como refuerzo para afrontar el Inicial 2013, el ex Rosario Central tampoco pudo sostenerse en su puesto. A partir de la quinta fecha del torneo, la valla quedó en manos del Cóndor para siempre.

Ni bien se estableció en el equipo titular, Torrico empezó a lograr un sin fin de hazañas: desde el penal atajado en el Nuevo Gasómetro al Chiqui Pérez para ganarle 1-0 a Boca, pasando por la tremenda atajada sobre el final del partido ante Allione en Liniers para ser campeón del Inicial 2013 y los penales ante Gremio en la Libertadores 2014, hasta el martes pasado cuando le ahogó la clasificación a Banfield  a los 44 minutos del segundo tiempo  por la Sudamericana. Hasta ahí es la historia conocida, una especie de película que a cualquier cuervo se le forma un nudo en la garganta con tan sola recordarla. Lo que pocos recuerdan es que dicha historia de amor comenzó antes, sin que nadie lo supiera, durante una tarde de hace diez años. Ni siquiera el propio Torri. 

El domingo 17 de septiembre de 2006, se enfrentaban Boca Juniors y el recién ascendido Godoy Cruz Antonio Tomba en la Bombonera. Era el debut de Ricardo Lavolpe como entrenador del Xeneize, que venía de ganar absolutamente todo de la mano de Alfio Basile. Ese equipo que integraban Martín Palermo, Rodrigo Palacio, Daniel Díaz, Fernando Gago y otras figuras, llevaba la impresionante marca de 12 triunfos consecutivos. Estaba a uno del record, que lo ostentaba el San Lorenzo del 2001. En ese año, el equipo dirigido por Manuel Pellegrini logró 13 éxitos entre la novena fecha del Clausura y la segunda del Apertura. La gran figura de la tarde en aquel Boca-Godoy Cruz fue Torrico, que atajó absolutamente todo lo que tiraron los de Lavolpe, y eso permitió que el partido finalizara 0-0. ¿Fue un resultado clave para el Tomba en su lucha por no descender? Para nada.  El equipo dirigido por Juan Manuel Llop, a pesar de haber tenido buenos rendimientos, descendió al final de la temporada. Pero sí lo fue para el Ciclón, porque gracias a ese empate pudo mantener el record de victorias consecutivas.

Los hinchas de San Lorenzo estaban muy angustiados con la posibilidad de que le quitaran el récord. Con el agravante de que la gran amenaza era Boca, uno de los equipos más antipáticos para todos los cuervos. Fue un gran alivio en medio de tantas penurias y humillaciones que sufrieron en aquel año. El gran responsable de evitar la “tragedia” fue Sebastián Alberto Torrico, ídolo desde siempre.

La ficha del partido

Fuente: Arco en Cero

Mundo Azulgrana

@mundoazulgrana

Sitio web y programa de radio dedicado al Club Atlético San Lorenzo de Almagro

Comentarios
redes sociales
-