A 22 años de un milagro

Corría el mes de junio de 1995. Parecía que el campeonato se esfumaba después de liderarlo muchas fechas. Con fe y esperanza miles de cuervos ibamos por el milagro que finalmente ocurrió

El Gallego González pasó a la inmortalidad con su gol en Arroyito.

El Gallego González pasó a la inmortalidad con su gol en Arroyito.

Llegabamos a la útima fecha. Gimnasia sumaba 29 puntos y San Lorenzo 28. Era el 25 de junio de 1995. Una semana antes, el entrenador azulgrana, Hector Rodolfo Veira tocaba la fibra íntima de los hinchas cuervos y en el programa Fútbol de Primera nos hablaba: "Vamos con fé, ilusión, con alegría, en familia y esperanza".

Era difícil, todo parecía que el torneo no se le podía escapar al Lobo Platense que dirigía Carlos Griguol. Sin embargo una impresionante caravana de 40 mil cuervos por la Panamericana iba esperanzadada con que el milagro ocurra.

Los "11" que salieron en busca de la gloria fueron Passet, Escudero, Arévalo, Ruggeri, Manusovich; Moserrat, Galetto , Netto, Silas; Biaggio y Arbarello. El gol del triunfo vino desde el banco: el "Gallego" Esteban Gonzalez de cabeza.

Al mismo tiempo en La Plata todo se preparaba para un festejo. Las fotos del momento mostraban carteles que le pedían a la gente "no invadir", presuponiendo la obtención del campeonato. Sin embargo un gol de Javier Mazzoni marcó el triunfo de Independiente ante Gimnasia y el fín de la ilusión platense.

Fuí uno de los 40 mil cuervos en Rosario. Tenía 28 años y San Lorenzo hacía 21 años que no salía campeón (1974 la última vez). Lloré como el Bambino Veira, miré al cielo sabiendo que mi padre, que era de River y me llevaba de la mano al Viejo Gasómetro, estaría tan felíz como lo estaba yo.

Sufrimos, soñamos y festejamos. De eso se trata el fútbol.  

Aldo Gaibuz

@pipoalcuervo

Periodista deportivo del instituto de Estudios Superiores y socio del Circulo Periodistas Deportivos. Conductor de Ciclón de Boedo Radio y colaborador de Soy San Lorenzo.

Comentarios
redes sociales
-