Esparza: "No le deseo nunca a nadie lo que viví hoy"

Gabriel Esparza está jugando en Puebla, una de las ciudades mexicanas más afectadas por el terremoto que dejó más de 200 víctimas. El testimonio del jugador cuyo pase pertenece al Ciclón.

Esparza vivió el terremoto en primera persona.

Esparza vivió el terremoto en primera persona.

A fines del año pasado a Gabriel Esparza, sin mucha continuidad en el plantel, se le presentó la oportunidad de probar suerte en el fútbol mexicano. Así fue como se fue a préstamo a Puebla, uno de los clubes más emblemáticos de la primera división del fútbol azteca.

Ayer un movimiento de placas tectónicas provocó un terremoto de 7,1 de la escala ritcher que generó el desplome de muchos edificios y que afectó a grandes ciudades como el Distrito Federal y Puebla, que se encuentra aproximadamente a 100 kilómetros de la capital. 

"Estábamos muy asustados. El terremoto nos agarró en el club. Entramos en un momento de desesperación" contó Gabriel Esparza al programa Estamos Motivados que se emite por AM 950 y agregó con angustia: "Pensamos que se nos caía el techo. La puerta estaba trabada. Fue un momento muy feo".

El tucumano pensó en su familia que lo acompaña en el exterior: "Lo primero que pensé fue en mi mamá porque vive en un piso 14." y contó: "Nuestro edificio se rompió. Lo primero que estamos haciendo es pensar en una vivienda para mí y mi mamá".

Sin contar con un lugar para vivir, un compañero argentino le brindó ayuda: "Estoy en la casa de Jonás Aguirre. Hoy me quedo a dormir acá. Mañana ya veremos como seguimos".

"No le deseo nunca a nadie lo que viví hoy. Al terremoto no lo podes prever. No sabíamos que hacer" expresó el jugador que ya lleva nueve meses en México y por último dijo: "Hubo muchos muertos. Por unos días se va a parar el fútbol". 

Mundo Azulgrana

@mundoazulgrana

Sitio web y programa de radio dedicado al Club Atlético San Lorenzo de Almagro

Comentarios
redes sociales
-