"Con Insúa, el plantel quería jugar como con Pellegrini"

En Mundo Azulgrana TV, charlamos virtualmente con Pepe Chatruc, ex jugador y campeón con San Lorenzo. José recordó su pasó por el Ciclón, la conquista de la Sudamericana y su gol a Boca, que generó un silencio completo en la Bombonera.

A principio de este siglo, San Lorenzo marcó una gran presencia con el campeonato del 2001, y sus 13 partidos consecutivos invictos, y la Mercosur bajo el mando de Pellegrini. Sin perder el rumbo, llegó Rubén Insúa, al que José Chatruc, en dialogo con Mundo Azulgrana TV, describió: “Para mí Rubén como jugador fue extraordinario y diferente para jugar al fútbol. Es una persona distinta, buen tipo. Yo le decía “perro azul”, porque es más raro que un perro verde. Es un tipo justo, muy frontal y buena persona. Hubiera merecido una segunda oportunidad en San Lorenzo”.

Junto a Insúa, llegaron los refuerzos: Rodrigo Astudillo, Mariano Herrón, Daniel Cordone, Nicolás Frutos y, entre ellos, José Chatruc: “Fue una temporada que hice muchos goles, jugué 38 partidos e hice nueve goles. El resumen para mí fue muy bueno, me permitió irme a Europa. Siempre me quedé con la espina de volver en el 2005”, remarcó.

Un equipo lleno de figuras, con dos títulos bajo el brazo y un técnico nuevo, no fue fácil administrar: “San Lorenzo venía de ganar todo, el equipo estaba muy compenetrado con Pellegrini. Rubén arma una charla técnica y dice “vamos jugar 4-3-1-2”, y Michelini en el campo nos dice “no, muchachos, vamos a hacer lo que veníamos haciendo. Vamos a jugar 4-2-2-2”. Yo me pegué un mareo. A los 5 minutos, nos llamó Insúa y nos dijo “van a jugar como quiero yo”. Puso los puntos y el plantel estaba muy firme en la creencia que le había dado éxito. Se tuvo que hacer respetar y lo consiguió. Con esa táctica tradicional y bien aceitada, logramos jugar bien. Rubén es uno de los mejores tipos que conocí”, comentó Chatruc.

 

 

En la final de la Copa, luego de vencer a Bolivar, el Ciclón dio catedra y goleo 4 a 0 a Atlético Nacional en condición de visitante. En el partido de vuelta, los de Boedo salieron a la cancha con un resultado que terminó siendo el definitivo: “La final de la Sudamericana no tuvimos que sufrir, cuando llegamos ya estaba preparada la fiesta”, expresó.

A pesar de ser un lapso corto por Boedo, Chatruc también será recordado por marcarle un gol a Boca a segundos del comienzo del clásico y en su propia cancha: “El día anterior al partido contra Boca, Batistuta hizo un gesto como silenciando la gente y me salió eso. Todo el partido me putearon cada vez que tocaba la pelota. Y después Maradona, que estaba en la tribuna, me mató, hizo una declaración como diciendoChatruc es un irrespetuoso, a quién le ganó”, recordó. 

El líder futbolístico dentro del campo, con el 10 en su espalda, fue Pipi Romagnoli: “Yo siempre digo que Pipi fue impresionante lo que jugaba. Le dabas la pelota en el arco, agachaba la cabeza y no se la podía sacar nadie. Un físico bárbaro, privilegiado. Yo siempre le critiqué que tenía que haber hecho más goles. Pipi era imposible de marcar, porque te encaraba e iba para adelante. Es como Messi, le pegabas una pateada pero no lo volteabas. Fue un jugador impresionante”, afirmó.

Por último, el ex volante que pasó por Boedo de 2002 a 2003 se sinceró y dijo que “sinceramente, para haber quedado más fuerte en la memoria del hincha tendría que haber pasado por una segunda etapa. Lo más importante que yo por el hincha me siento respetado. Soy agradecido de haber pasado por San Lorenzo, cuando veo el poster del equipo campeón me siento realizado”, sentenció.

 

Mundo Azulgrana

@mundoazulgrana

Sitio web y programa de radio dedicado al Club Atlético San Lorenzo de Almagro

Comentarios
redes sociales
-