"Ojalá podamos volver"

Satoshi Yuzawa, presidente de la Peña de San Lorenzo-Japón habló con Mundo Azulgrana, mientras de fondo se oían los cánticos que aludían al regreso a Tierra Santa.

MB, Satoshi y Toto´s Blues en el Obelisco, antes de marchar. (MA)

MB, Satoshi y Toto´s Blues en el Obelisco, antes de marchar. (MA)

La pasión sin fronteras que despierta el Ciclón se demuestra fielmente en los Cuervos nipones. La Peña Karazu, ese es el nombre, ya que “Karazu significa Cuervo en japonés”, nos explica el capo de la agrupación.

Satoshi vive en Buenos Aires, en el barrio de Once, donde alquila. Recién terminó su relación con una chica argentina y "soy soltero ahora", exclama, entre risas. Su primer partido viendo al Ciclón fue un 5-1 a Huracán en el Bajo Flores. "Allí me enamoré de San Lorenzo", rememora.

Aquella vez, se mandó solo a la cancha y fue a la Platea Norte. “Se me pegó ser hincha de San Lorenzo por la hinchada. Yo era turista y después vi otros equipos: Boca, River... Pero no me gustaron. La gente de San Lorenzo, esta gente (señala a los hinchas en el centro porteño, preparados para la marcha hacia la embajada francesa), tiene una pasión única”, aclara.

“Yo llegué a la Argentina en el ´97, no conozco la vieja cancha. Igualmente, he leído mucho de San Lorenzo y sé que ha sido despojado por los militares y que todos los partidos importantes se jugaban allí en el Templo de Avenida La Plata”, advierte. Y al toque suelta su deseo, común al de todos los Cuervos que sueñan con Boedo, la Tierra Santa: “Ojalá podamos volver”.
 
Compró todos los libros del Centenario de San Lorenzo y alguno le regalaron, nos confiesa, como “Volver a Boedo”.

Su ídolo es el Beto Acosta. "Ahora no sé", tira, convencido.

“No soy de ningún equipo de allá (por su Japón), no me interesan, sí San Lorenzo, cuyo sentimiento es mucho más fuerte. Allá no es como acá”, nos indica, aunque su ciudad natal es Yokohama.

Irá a Mar del Plata, a la pretemporada: “Un amigo me lleva”, enfatiza, quien tiene relación con otras Peñas (Ciudad Evita, Villa Celina, Saladillo) y a veces va a las reuniones.

“San Lorenzo es todo para mí, porque por San Lorenzo estoy acá”, subraya, como el más Cuervo.

“Nos salvamos de la Promoción y el descenso, claro que sí”, se despide, agradeciéndonos el contacto. Vaya personaje tan peculiar el japonés cuervo...

Comentarios
redes sociales
-