"La Vuelta es una ilusión muy grande"

Luciano Antonelli, técnico del futsal masculino de San Lorenzo, habló con Mundo Azulgrana del regreso a los entrenamientos, cómo vivió el plantel la cuarentena, el sentido de pertenencia del cuerpo técnico y de Damián Stazzone.

Durante la semana, distintos deportes federados en San Lorenzo volvieron a entrenarse, como el caso del fútsal masculino. Luciano Antonelli, técnico del equipo azulgrana, expresó: “Es un momento que esperábamos hace mucho. Es muy raro todo, porque tenés que estar con barbijo, tratar de mantener las distancias, sin contacto con los jugadores. Pero nos venimos concientizando hace mucho, tanto nosotros como el grupo de jugadores”.

Pese al largo párate por la pandemia y a la dificultad de poder entrenarse por sus cuentas, los jugadores regresaron en términos esperados: “La verdad que encontré al grupo bien, no notamos a jugadores fuera de peso o de forma. Es un orgullo tener este grupo porque se han comportado todos estos meses 100% profesional”, expresó.

A diferencia de muchos, Luciano tiene un plus con su cuerpo técnico a diferencia de otros: “Casi todo el cuerpo técnico nos conocemos desde los 7 años y en San Lorenzo. Hemos jugado juntos, compartiendo tardes, siendo amigos. Esa amistad, que continúo, nos llevó a trabajar juntos. Lo bueno que tenemos es que somos amigos, pero cuando hay que trabajar, trabajamos. A veces nos matamos porque tenemos distintos puntos de vista y llegamos a la conclusión que lo primero es San Lorenzo y lo personal queda de lado”, afirmó.

Si bien el regreso a los entrenamientos es prematuro y en el horizonte no hay ningún torneo, Antonelli confesó que “Los colombianos por la pandemia volvieron a su país y están en stand by a ver qué pasa con AFA. Si deciden que vamos a jugar un torneo, el Club analizará si dan para que vuelvan. Estamos esperando si vamos a competir o no. La idea nuestra, si no hay competición, reforzarnos bien y armar un equipo competitivo como teníamos a principio de año para la Libertadores”.

Con Stazzone todo es muchísimo más fácil, porque entiende todo, que tiene sentido de pertenencia increíble, es respetado por los compañeros, rivales, árbitros. Es un jugador que se le puede hablar y jamás un problema”, se enorgulleció el técnico de su capitán.

Luego de la conquista mundial del seleccionado argentino en el futsal, la disciplina fue creciendo y hoy el Ciclón es un Club modelo: “Tenemos una estructura espectacular, dirigente que nos están encima, los chicos todos vivían del Futsal. El Club siempre nos ha brindado todo. El Pando es un lugar que no tiene ningún equipo de Argentina, es de primer nivel”, destacó.

Por último, con un gran sentido de pertenencia, el DT azulgrana contó que “cuando iba a Ciudad Deportiva no existía el Gasómetro. Ir ahora y ver qué tienen dos canchas de sintético, otras cuatros con el paso con el pasto perfecto es un orgullo. Y la Vuelta es una ilusión muy grande, poder volver a Boedo, que el estadio este ahí, a dónde mi viejo me contaba dónde iba. Sería algo hermoso poder volver”, sentenció.

Nicolás Mormandi

@NicoMormandi

Periodista especialista en deportes federados

Comentarios
redes sociales
-