Ciclón barre Fortín

En 1932, Hugo Marini, el reconocido cronista deportivo del diario Crítica, bautizó a San Lorenzo y a Vélez con un popular apodo que perdura hasta el día de hoy. Sin embargo, el mote elegido para el equipo de Villa Luro no tuvo su mejor estreno ante los azulgranas. Una historia curiosa.

Parados: Lema, Corsetti, Closas, Pacheco, Ramón y Teixeira   Agachados: Magan, Cortecci, Cantelli, García y Arrieta. (Foto: www.museodesanlorenzo.com.ar)

Parados: Lema, Corsetti, Closas, Pacheco, Ramón y Teixeira Agachados: Magan, Cortecci, Cantelli, García y Arrieta. (Foto: www.museodesanlorenzo.com.ar)

Tras finalizar segundo en el campeonato de 1931, San Lorenzo reforzó su delantera con dos atacantes arribados de Santa Fé que le dieron nuevos impulsos: Gabriel Magán y Genaro Cantelli. A ellos se sumó también el insider paraguayo Jacinto Villalva y junto al ala de ataque ya presente en el club (Diego García y Arturo Arrieta), formaron un quinteto de ataque contundente.

Hugo Marini era, casi desde los inicios del Diario Crítica en 1913, el jefe de deportes del famoso diario de Natalio Botana. Para 1932 su pluma era ya célebre y tuvo la imaginación de bautizar a San Lorenzo como el Ciclón, por la efectividad de sus delanteros y la forma de dar vuelta los partidos. Nacía el Ciclón de Boedo.

Por aquel tiempo, el partido que debían disputar Vélez y San Lorenzo en Villa Luro por la fecha 15 (el 19 de junio) se suspendió debido a que la lluvia había dejado en malas condiciones el terreno. El cotejo se pospuso para el 14 de julio, en momentos en que los “Gauchos” venían de vencer nada menos que a River en su estadio, mientras que los velezanos se mantenían invictos en su terreno. En la previa del encuentro, Marini tituló "¿San Lorenzo hará rendir mañana el 'Fortín de V.Luro'?" Fue la primera vez que usaba ese apodo para referirse a los velezanos.

El estreno del mote de “Fortín de Villa Luro" no pudo tener peor bautismo. San Lorenzo  ganó sin atenuantes por 4 a 1 en un partido dominado en su totalidad por los "Cuervos". A los ocho minutos, Magán abrió la cuenta con un cabezazo, y amplió el marcador a comienzos del complemento pese a las airadas protestas de los locales, que pedían offiside. A los 20 de la primera mitad, el “Fortín” tuvo un penal a favor, pero Lema se lució al contenérselo a José  Aramburu, quien jugó esa tarde su único partido en primera. Diego  García no perdonó cinco minutos después y señaló el tercero. De nada valió el descuento de Ruscitti, ya que Arrieta convirtió el cuarto a poco del final.

San Lorenzo finalizó quinto en aquel campeonato, pero su ataque de "Ciclón" fue el más goleador del campeonato con 83 goles, con dos conquistas más que el campeón River. Se preparaba la semilla para el campeón azulgrana del siguiente año.

Leandro D´Ambrosio

@LeanDAmbros

Periodista egresado del Círculo de Periodista Deportivos. Es investigador de la historia azulgrana. Ha trabajado en distintos medios radiales, gráficos y webs vinculados a San Lorenzo. Autor del Libro de Oro de San Lorenzo (Editorial Perfil, 2013), un completo repaso por todos los partidos jugados por el Ciclón.

Comentarios
redes sociales
-