Le mete presión a Boca

San Lorenzo le ganó 2-1 a Tigre para cerrar el año y le sacó tres puntos de ventaja a Boca, que tiene dos partidos menos y hoy juega con Arsenal, el último de la tabla.

Asistidor y goleador sonríen. San Lorenzo terminó el año con cuatro victorias seguidas. (San Lorenzo)

Asistidor y goleador sonríen. San Lorenzo terminó el año con cuatro victorias seguidas. (San Lorenzo)

San Lorenzo volvió a ganar y sumó su cuarta victoria al hilo. Hoy fue 2-1 a Tigre en Victoria, donde desde 2009 no lograba imponerse, con goles de Díaz y Cerutti para posicionarse como único puntero, con dos partidos más que Boca.

Aunque le costó, el Ciclón sacó adelante un choque muy reñido con un Tigre que sólo suma 8 puntos en lo que va del torneo y se ubica 26°, pero que presentó pelea y hasta pudo haberlo ganado por el gran despligue y sus muchas llegadas al área cuerva.

Cada ataque que practicaban los dirigidos por Ricardo Caruso Lombardi, terminaba en el área visitante y fueron muchos los que finalizaron con remates al arco. Esto demuestra la ineficiencia que tiene San Lorenzo para detener a los rivales en la mitad del campo.

Sin embargo, los Santos pudieron más y a los 39' de la primera parte, el chileno Paulo Díaz concretó el primer gol del partido con un gesto técnico parecido a un planchazo, pero que envió la pelota al ángulo del arco custodiado por Federico Crivelli.

La alegría no duró mucho ya que cinco minutos después, cuando se estaba homenjenado a los 44 submarinistas del ARA San Juan con aplausos, el empate de Tigre llegó con un cabezaso de Lucas Janson, que saltó solo (Gonzalo Rodríguez se distrajo sumándose a los aplausos del público) y sorprendió a Nicolás Navarro, que tuvo un gran desempeño con varias atajadas importantes para lograr la victoria y ser, otra vez, el mejor jugador de San Lorenzo.

Comenzado el segundo tiempo, el Ciclón logró imponerse definitivamente a los 10 minutos gracias a Ezequiel Cerutti, que tras un centro forzado de Nicolás Blandi, definió con una patada karateka que venció al arquero local y selló el 2-1 final.

Párrafo aparte para el arbitraje de Fernando Echenique y sus asistentes, Gabriel Chade y Martín Grasso, que dejó muchísimo que desear. A los 25 minutos del primer tiempo, no convalidaron un gol de Gabriel Gudiño por un offside inexistente. Tampoco, fue cobraron un penal de Carlos Luna sobre Nicolás Blandi en el segundo parcial.

Los Santos de Boedo no tendrán acción por la Superliga hasta dentro de casi dos meses, cuando enfrente a Talleres de Córdoba por la fecha 13 a fines de enero de 2018. Una jornada más tarde, enfrentará a Boca Juniors en el estadio Pedro Bidegain, en un partido que podría definir el futuro campeón del torneo 2017/18.

Mundo Azulgrana

@mundoazulgrana

Sitio web y programa de radio dedicado al Club Atlético San Lorenzo de Almagro

Comentarios
redes sociales
-