Un festejo de Primera

El Fútbol Recreativo cerró el año con una fiesta espectacular: más de 1.500 personas disfrutaron de un almuerzo a la canasta, premios, sorteos y la presencia de Romagnoli, Mercier y Torrico.

Pipi, Mercier y Torrico estuvieron presentes en los festejos. (San Lorenzo)

Pipi, Mercier y Torrico estuvieron presentes en los festejos. (San Lorenzo)

La frutilla del postre. La chapa de oro a las horas y el esfuerzo invertido. El Fútbol Recreativo coronó un excelente año de trabajo con una fiesta a tono a lo realizado: más de 1.500 personas se acercaron a disfrutar de un almuerzo a la canasta en el gimnasio que está debajo de la platea Sur, que se acondicionó a puro azulgrana.


Globos. Luces. Banderas. Rojo. Azul. Música y cánticos. La jornada arrancó a las 14, con la palabra del vicepresidente segundo, Roberto Alvarez: "Este es el espíritu de San Lorenzo: la familia. Todo lo que uno puede lograr como club es gracias a ustedes y ver hoy a tanta gente en una obra que se inauguró hace poco me produce mucha emoción. Pero es aún más emocionante ver que las personas que hace un tiempo defendían los colores adentro de la cancha, hoy en día cuiden a sus hijos. Espero que el Recreativo siga creciendo".

La Copa Libertadores fue protagonista sobre el escenario, y reflejaba las caras de felicidad de los chicos, que de a poco se subían a la tarima a recibir su premio. Sus profes, glorias del club, les entregaban la distinción: Chazarreta, Ortiz, Scotta y el Sapo Villar. El Gringo tomó el micrófono y entre algunas muestras de emoción expresó: "Espero que el año que viene la disciplina siga creciendo, porque le hace bien a los chicos y al club. Gracias a todos por tanto afecto. En este club me crié como futbolista, y hoy, desde otro lado, puedo seguir disfrutando de cosas hermosas como éstas". Y la tarde se fue pasando, entre premios a los que forman parte de la actividad y a los afortunados familiares que ganaron los sorteos de indumentaria del Ciclón.

Pero eso no fue todo. La fiesta tuvo un cierre espectacular: Romagnoli, Torrico y Mercier no se la quisieron perder y se acercaron para decirles unas palabras a los chicos: "Estamos muy contentos de estar festejando con ustedes este cierre de año de trabajo. Nosotros también estuvimos en su lugar, con ese pensamiento de llegar a Primera. Y miren ahora: así que sigan luchando por sus sueños", aconsejó el Pipi. Y los tres ídolos se retiraron coreados por la gente: "Oléeeee, olé, oléeeee...".

Fuente: Prensa CASLA

Mundo Azulgrana

@mundoazulgrana

Sitio web y programa de radio dedicado al Club Atlético San Lorenzo de Almagro

Comentarios
redes sociales
-