¡Boedo es una pinturita!

El grupo Artístico Boedo sumó su obra más grande a las paredes del barrio cuervo: El número 103 de su colección simula un vitraux en las paredes del Oratorio San Antonio.

Lorenzo Massa observa a todos desde las paredes del oratorio, donde hizo su creación más gloriosa

Lorenzo Massa observa a todos desde las paredes del oratorio, donde hizo su creación más gloriosa

Toda la vida Boedo significó San Lorenzo, y San Lorenzo representó a Boedo, pero desde el año 2012 esa relación inseparable tomó mucha más fuerza con la llegada de un grupo de artístas al barrio. Al vínculo deportivo y social se le sumó la tercera parte: El arte. Estos chicos del grupo "Artístico Boedo", le devolvieron el color azulgrana a las paredes del lugar con murales de altísimo nivel.

Cinco años después de su inicio superaron el centenar de pinturas en todos los rincones del barrio donde nació San Lorenzo de Almagro, y en el 103 de su larga colección, esa frase tomó más figuratividad que nunca; El grupo fue hasta el Oratorio San Antonio de la calle México 4051 a decorar con su magia las viejas paredes donde un 1° de abril de 1908 se gestó el Ciclón.

La obra en semejante lugar no podía ser una más, por eso eligieron recrear el momento de la creación azulgrana en un vitreaux al que bautizarón "Vitraux del génesis", el cual se destaca por ser el más grande que ellos hayan realizado en una pared (125 m2). La composición de esta maravilla les llevó algo más de dos meses, pero su trabajo quedará para siempre. 

 Vista panorámica del mural 103 en el Oratorio San Antonio; "Vitraux del génesis" - Boedo

Paulo Recari

@Recari_Paulo

Estudiante de periodismo deportivo en el Círculo de Periodistas Deportivos.

Comentarios
redes sociales
-