Una pinturita, Gringo

El Grupo Artístico de Boedo se lució nuevamente, esta vez con una representación sensacional de Héctor "Gringo" Scotta.

El Gringo, inmortalizado en una pared de Boedo.

El Gringo, inmortalizado en una pared de Boedo.

El grupo artístico de Boedo ya es reconocido por las obras maestras que ha diseñado tanto en las paredes del barrio, como en Montevideo. Esta vez siguieron con el listón bien alto después del impresionante mural del inicio de San Lorenzo en el oratorio San Antonio.

¿Con qué se salieron en esta ocasión? Una perfecta representación de uno de los ídolos máximos de la historia del Ciclón, Héctor el Gringo Scotta. En la pintura se aprecia al infernal goleador con la camisa azulgrana de aquellas épocas, su nombre, y los escudos de San Lorenzo y Sevilla, dos lugares en los que el Gringo rompió las redes.

A Boedo llegó en 1971 proveniente de Unión, ganó tres títulos, y dejó su nombre grabado a fuego convirtiendo 140 goles, con la espectacular marca de 60 gritos en el 1975, récord total en un año calendario. Por eso y mucho más, merecidísimo homenaje para el goleador nacido en San Justo.

Paulo Recari

@Recari_Paulo

Estudiante de periodismo deportivo en el Círculo de Periodistas Deportivos.

Comentarios
redes sociales
-